Nuevas medidas para que los migrantes indocumentados no puedan trabajar en Florida

0
355

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, lanzó este jueves un paquete de nuevas iniciativas destinadas a tomar “medidas enérgicas” contra los inmigrantes indocumentados, entre las que figura la ampliación del E-Verify, un sistema administrativo que deberán usar los empleadores.

La Patilla

En una rueda de prensa en Jacksonville (noreste de Florida), el gobernador, que se perfila como posible candidato a la Casa Blanca en 2024, criticó las políticas migratorias del presidente, Joe Biden, al decir que están provocando una “afluencia de drogas y otros problemas” en la frontera sur del país.

Con un cartel detrás en el que se leía “Crisis fronteriza de Biden”, DeSantis anunció una serie de sus prioridades que, según comentó, deben ser tomadas en cuenta por los legisladores estatales, y tendrán como objetivo implementar medidas enérgicas contra los indocumentados en Florida.

El paquete presentado por el gobernador bajo el nombre de “La lucha de Florida contra la crisis fronteriza de Biden” incluye “mejorar” las sanciones por tráfico de personas, y contempla como “delito grave de tercer grado” transportar, ocultar o albergar a extranjeros ilegales, sancionado con hasta 5 años de prisión.

Entre otras medidas para “desincentivar la inmigración ilegal en Florida” se obligará a los hospitales a recopilar datos sobre el estatus migratorio de pacientes y presentar periódicamente informes sobre el costo de la atención brindada a los extranjeros ilegales.

“Con esta legislación, Florida continúa tomando medidas enérgicas contra el contrabando de extranjeros ilegales, impidiendo que los municipios emitan tarjetas de identificación a las personas que están aquí ilegalmente y asegurando que los empleadores contraten a ciudadanos estadounidenses o a los que están aquí legalmente”, señaló DeSantis en un comunicado.

Actualmente, la ley de Florida requiere que todos los empleadores públicos usen E-Verify, un sistema administrado por el Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU., pero los empleadores privados no están obligados a utilizar el sistema.

Las dos cámaras del Congreso de Florida tienen mayoría republicana, por lo que se prevé que muchas de las iniciativas del gobernador salgan adelante en marzo, cuando se reúna la Legislatura.

El pasado 16 de febrero varias organizaciones de inmigrantes expresaron su preocupación por la reciente expansión en Florida de un programa para la reubicación de indocumentados que puede dar pie a detenciones motivadas por el perfil racial en este estado y el resto del país.

La ley SB 6B, que tras su aprobación en el Legislativo floridano fue firmada por DeSantis, permite el traslado de inmigrantes que no necesariamente estén en Florida a otras partes del país, como ocurrió con el envío de cerca de medio centenar de indocumentados desde Texas hasta Massachusetts.