Observatorio de Universidades registró 39 protestas en enero, 50% del total de 2022

0
387

Esta disparidad entre el salario mínimo y el costo de la vida ha impulsado a docentes y profesores universitarios a encabezar las protestas de los últimos meses, incrementando la media de actividades de calle de 2022, como detectó el Observatorio de Universidades

Brian Contreras / TalCual

El Monitor del Observatorio de Universidades (OBU) registró 39 protestas de este sector durante el mes de enero, cifra que equivale al 50% de las 78 manifestaciones reportadas durante todo el año pasado.

«Solo en enero, los universitarios protestaron la mitad de las veces que en todo 2022. En enero, Monitor OBU registró 39 protestas por parte del sector universitario, la mitad de las 78 que se registraron el año pasado», indicó el observatorio a través de su cuenta de Twitter.

El informe titulado «Defiende tu Derecho» detalla que se protesta principalmente para denuncia la «violación sistemática del derecho a un salario digno, a la libertad de asociación sindical sin injerencia, a una contratación colectiva justa y por educación de calidad con una infraestructura adecuada».

Observatorio de Universidades recalca que el Ejecutivo evita honrar sus obligaciones constitucionales escudándose en un «bloqueo» financiero que les impide obtener los fondos suficientes para decretar una mejora salarial, pero entretanto mantienen una narrativa sobre el crecimiento económico del país, con inversiones millonarias entre privados y públicos.

«La insistencia del Gobierno en presentar un mejoramiento de las condiciones socioeconómicas en Venezuela se estrella contra el muro de la realidad que padece la gran mayoría de la población que subsiste haciendo maromas con el salario mínimo», resalta el documento.

También rechazan el discurso del oficialismo, que intenta hacer creer a la población civil que «los profesores y trabajadores de todo el sistema educativo dependiente del sector público se niegan a trabajar».

El salario mínimo vigente desde marzo de 2022 es de Bs 130 mensuales, que al cambio establecido por el Banco Central de Venezuela hasta este viernes 10 de febrero, equivale a $5,37. En contraste, la canasta básica alimentaria medida por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación de Maestros (Cendas-FVM) totalizó $485 en diciembre.

Esta disparidad entre el salario mínimo y el costo de la vida ha impulsado a docentes y profesores universitarios a encabezar las protestas de los últimos meses, en las cuales se han integrado diversas organizaciones sindicales y otros trabajadores perjudicados, como los que son empleados desde el sector médico.

Las exigencias se centran en un incremento salarial, pero rechazan en general diversas políticas laborales del gobierno «obrero» de Nicolás Maduro, como la aplicación del instructivo Onapre que cambia la manera en la que se calculan los beneficios a los trabajadores.

La semana pasada se llevó a cabo el tercer Foro de Diálogo Social que congregó a empleadores privados, organizaciones sindicales y al Gobierno en reuniones mediadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pese a que las expectativas estaban centradas en un anuncio de incremento salarial al cierre del foro, solo se acordó instalar mesas técnicas para la discusión de un mecanismo de fijación del salario mínimo, que luego quedará a discreción del Ejecutivo.