OPOSICIÓN DILUIDA: Entre tres minorías se disputan la gobernación de Miranda

@DolarToday / Nov 6, 2021 @ 1:00 pm

OPOSICIÓN DILUIDA: Entre tres minorías se disputan la gobernación de Miranda

La inseguridad y la deficiencia en los servicios públicos son algunos de los temas pendientes de resolver para los mirandinos, en una elección en la que el poder de movilización puede ser clave

@reyestheis / RunRunes

De las 23 gobernaciones que se disputarán este 21 noviembre en las elecciones regionales en Venezuela, una de las que genera mayor interés es la del estado Miranda, actualmente en manos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en la figura de Héctor Rodríguez.

Cuando Hugo Chávez estaba en el poder y la oposición estaba disminuida en el año 2008, las fuerzas opositoras parecían concentrarse fundamentalmente en dos estados: en Zulia, con Manuel Rosales a la cabeza y en el estado Miranda, donde el entonces alcalde de Baruta, Henrique Capriles Radonski, desbancó al gobernador Diosdado Cabello. Ambas entidades son las que tienen mayor cantidad de votantes en el país, con la excepción de Distrito Capital.

Capriles gobernó Miranda desde 2008 a 2017, se convirtió en el líder nacional de la oposición y candidato presidencial durante los comicios de 2012 y 2013. Tras su salida de la gobernación, las llaves del Palacio de Gobierno de Los Teques han estado pintadas de rojo.

Estos nuevos comicios se realizarán en un marco de fuertes disputas internas en el seno de la oposición, con grandes dudas sobre la participación electoral y con el gobierno de Nicolás Maduro cada vez más consolidado en el poder, aunque con cifras importantes de rechazo popular, que también afectan la opción de Héctor Rodríguez, actual gobernador y candidato oficialista .

Entretanto, los mirandinos esperan por soluciones a sus angustiantes problemas.

Insegura y sin servicios
Inseguridad y falla en los servicios públicos conforman parte de los problemas que enfrentan a diario los habitantes del estado Miranda. Las cifras del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) correspondiente al año pasado dan cuenta del impacto. Según la organización, Miranda es la entidad con mayor tasa de violencia (70,7 homicidios por cada 100.000 habitantes), seguido del estado Bolívar (62), Sucre (61,3) y Aragua (60,5)

Apunta el informe que en el estado Miranda hay cinco municipios con un nivel de violencia importante: “Acevedo, Andrés Bello, Bolívar, Paz Castillo y Lander, todos están ubicados fuera del área urbana de Caracas o de Los Teques, y son controlados por bandas delincuenciales que actúan en las áreas periurbanas”.

No obstante, al compararse con años anteriores , el Observatorio ha registrado un decrecimiento tanto en el número de las muertes violentas, como en las tasas, en ese estado y en el resto del país

En 2018 el estado Miranda ocupaba el segundo lugar en el ranking de las entidades con mayor impacto de la violencia, solo superado por el estado Aragua. Ese año la entidad aragüeña registró una tasa de 168 muertes violentas por cada 100.000 habitantes y Miranda 124.

En 2019, Miranda escaló al primer puesto del ranking, pero con una nueva disminución de la tasa: 87. Y en 2020 repitió el poco deseable primer puesto, pero con una tasa aún menor de 70,7.

El Observatorio Venezolano de Violencia, al hacer el examen de las causas del decrecimiento de las tasas indicativas de violencia en el ámbito nacional, explica: “La masiva emigración de venezolanos ha provocado un cambio demográfico en la sociedad que ha alterado su base poblacional. Con una emigración reciente de dos millones de personas, y una acumulada de seis millones y medio de habitantes, la sociedad se achicó de una forma notable en su conjunto, pero de mayor manera en la parte media de la pirámide poblacional”.

Agregan además que la reducción de la población se dio en el grupo entre los 20 y 40 años de edad, la etapa más activa y productiva de la vida, que es donde se ubican la mayoría de los emigrantes.

«Esto alteró la proporción entre las personas en edad productiva y las personas dependientes, de menos de quince años y más de 65. Una reducción tan grande y tan rápida de ese número de personas altera las rutinas de la sociedad y reduce las actividades y circunstancias donde pueden ocurrir los delitos y la violencia”.

Otro tema de interés relacionado con la violencia en el estado tiene que ver con la cantidad de muertes atribuidas a enfrentamientos con la policía. Por ejemplo, en el municipio Simón Bolívar de Miranda, San Francisco de Yare, se registraron cuatro veces más muertes producto de la acción policial que de la criminal.

No obstante, el actual gobernador del estado intenta sacar rédito de la disminución de los índices de violencia. “Nosotros éramos el estado más violento de Venezuela y en estos 4 años hemos hecho un gran esfuerzo. Solo en policía de Miranda pasamos de 900 policías a 3.000”, destaca el aspirante a la reelección.

Con hambre y sin luz
Ante la falta de data oficial, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2021, Encovi, realizada por la Universidad Católica Andrés Bello, nos permite aproximarnos a la realidad de cada entidad.

En el estado Miranda, la pobreza y la crisis alimentaria encabezan las preocupaciones. Según el estudio, 58% de la población mirandina vive por debajo de la línea de pobreza extrema, 83% hogares con inseguridad alimentaria y 48% padece inseguridad alimentaria moderada o severa.

Además el 44% de los jóvenes no estudia ni trabaja, solo 31% de los jóvenes entre 18 y 24 años asiste a un centro de enseñanza, una realidad que se acentúa con fuerza en los municipios Acevedo, Pedro Gual, Simón Bolívar e Independencia.

La población económicamente activa muestra una gran desigualdad en cuanto al género: Está compuesta por 71% hombres y 49% mujeres.

Esta realidad muestra una sociedad con unas necesidades urgentes de políticas públicas dirigidas a atenuar la inseguridad alimentaria y la creación de oportunidades laborales y educativas para jóvenes y mujeres.

En cuanto a los servicios públicos, los municipios Acevedo, El Hatillo, Paz Castillo, Pedro Gual, Buroz, Simón Bolívar, Páez, Guaicaipuro y Brión, tienen más del 73% de las viviendas con déficits de servicios públicos.

Destacan los cortes del suministro de electricidad. Según las cifras de Encovi, más del 50% de los mirandinos sufren interrupciones eléctricas.

El suministro de agua también tiene deficiencias. En los municipios Pedro Gual, Acevedo, Paz Castillo y El Hatillo, más del 20% reporta que no cuentan con suministro de agua potable gestionado de manera segura.

Otros problemas vienen asociados a otros servicios, como la deficiencia del transporte público, las graves fallas en el sistema de salud o el mal estado de las escuelas y liceos en la entidad.

La oferta electoral
Mientras miles de jóvenes de las universidades estaban en las calles en 2007 para protestar por el cierre del canal RCTV, Héctor Rodríguez en su rol de dirigente estudiantil hacía lo mismo, pero en la acera de enfrente, respaldando la medida que sacó de pantalla al popular medio de comunicación.

Rodríguez, nacido en Río Chico, estado Miranda, rápidamente fue acogido por el presidente Hugo Chávez, quien lo designó ministro del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia, el 3 de agosto del 2008. Actualmente, a sus 39 años, ha sido titular de las carteras de Deporte (2010-2013) Juventud (2013-2014), Educación (2014-2015), diputado a la Asamblea Nacional (2015-2016) y actual gobernador de Miranda.

Sobre su propuesta de gobierno, el dirigente psuvista dice en un video colgado en su cuenta de Instagram: “Hace 4 años cuando era candidato te prometí que si ganaba iba a dedicárselo a la seguridad, hoy me alegra poder decir que te cumplí. Estos 4 años me voy dedicar al agua y así como cumplí con la seguridad, ten la certeza de que vamos a mejorar el agua en Miranda”.

Sobre cómo se logrará llevar el líquido a las tuberías secas y empolvadas de Miranda, Rodríguez plantea la activación de pozos profundos, reparación masiva de fugas y averías y la rehabilitación de los sistemas de bombeo.

Dijo que se han detectado 5.000 fugas de agua en el estado y que más de la mitad se pierde por esa vía, también se han identificado 140 estaciones de bombeo que necesitan mantenimiento o recuperación y 40 km de tubería que ya están vencidas que hay que sustituir.

“Sabemos que es una meta compleja ante la sanciones y el bloqueo, porque muchos de los insumos que necesita el agua son víctima de esas sanciones. Pero estamos seguros que si trabajamos juntos, las Mesas Técnicas de Agua, todos los niveles de gobierno, tanto el municipal estadal y nacional, con la universidad, con la ciencia venezolana, vamos a solucionar todos los problemas”, aseguró.

Sobre la seguridad, dijo en la presentación de su plan de gobierno en el Gimnasio Papá Carrillo del municipio Sucre: “Todos nos sentimos orgullosos de lo que hemos hecho: Haber reducido de 70 homicidios semanales a menos de 7, de 15 secuestros semanales a menos de uno, haber mantenido la paz, ya no hay guarimba y no hay violencia. Pero no nos podemos conformar, tenemos que seguir trabajando para formar una nueva policía, debemos tener una policía honesta, que no matraquee a la gente en la calle”.

También, se comprometió con llevar adelante un plan de apoyo a los emprendedores, con financiamiento y ferias para mostrar los productos.

Las dos caras de la oposición
Rodríguez tiene a dos contendientes que surgen de la misma raíz: Ambos exjusticieros y hoy en día enfrentados: El exalcalde del municipio Sucre del estado Miranda, Carlos Ocariz, y David Uzcátegui, quien hizo las bases de su carrera política en el municipio Baruta.

Uzcátegui no ha sido alcalde de esa jurisdicción. Ha estado afectado por inhabilitaciones políticas, pero hoy juega un rol de poder tras bastidores en la alcaldía baruteña, con su amigo Darwin González al frente.

En materia de seguridad, Ocariz presentó su plan. Dice que trabajará por el rescate de la Policía de Miranda: mejorando los salarios, la formación y la dotación. En cuanto a la acción policial, indicó que se detectarán “puntos calientes”, que son los sectores con mayor actividad criminal, se activarán las rutas seguras, que es el patrullaje de las principales carreteras del estado, anunció la implementación de “padrinos policiales”: un policía que tendrá esa función en cada comunidad. Añadió que se trabajará en conjunto con las empresas de vigilancia privada para la prevención del delito.

Sobre el agua, planteó la creación de una organización autónoma para el manejo de ese recurso, la recuperación de todos los acueductos en las zonas rurales a través de microempresas y la creación de pozos de agua para las zonas urbanas. Además propuso la transferencia de todas las competencias sobre el agua a la gobernación. “Nosotros sí sabemos cómo poner a funcionar estos sistemas de agua”, señaló.

El representante de la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática dice tener un plan para los jóvenes. Ofrece el Plan de becas “Miranda tiene futuro”, que tiene como meta que 40.000 mirandinos puedan obtener financiamiento, con una alianza con la empresa privada, para estudiar en los mejores institutos o universidades del país.

Por su parte, el aspirante David Uzcátegui, resumió su plan de gobierno en 8 puntos durante una entrevista a Hispanopost: El plan hambre cero, “que nadie se quede sin comer las tres veces al día y, mientras tanto, les enseñamos un oficio para que salgan de la pobreza y dejen de estar en este plan”, el programa de asistencia médica para Miranda, “con los mismos beneficios que tienen los vecinos de Baruta”; promete trabajar en los pozos de agua profunda para que a la gente le llegue agua por tubería, “como ya está ocurriendo en Baruta y Chacao”; un plan de reconstrucción de viviendas, “con certificados de materiales de construcción, el apoyo a emprendedores para que tengan créditos y puedan impulsar sus emprendimientos”; un sistema de transporte público que funcione, apoyo a la juventud prolongada, a las madres vulnerables, a las madres solteras y a las personas con discapacidad, el rescate de toda la infraestructura del estado, “que hoy se encuentra destruida” y en la seguridad, “que tengamos una policía modelo, donde la gente se empodere con su funcionario de zona”.

Oposición diluida
Los últimos resultados electorales en el estado Miranda, como en casi todo el país, han sido decepcionantes para la oposición. Uno de los principales inconvenientes que ha tenido este sector político es la alta abstención de sus seguidores.

En las elecciones parlamentarias de 2020, el llamado G-4, integrado por los partidos Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, decidieron no participar, por consiguiente, casi 70% de los mirandinos se abstuvo de participar.

Tampoco participaron en las últimas elecciones municipales que se realizaron el 10 de diciembre de 2017. La Mesa de la Unidad Democrática, venía de denunciar fraude en las elecciones regionales que se habían realizado dos meses antes. No obstante, un grupo de dirigentes, con el eslogan de “defender la casa”, sí participó, contraviniendo la línea de la MUD. En el estado Miranda triunfaron: Gustavo Duque en Chacao, Elías Sayegh en El Hatillo, Josy Fernández en Los Salias y Darwin González en Baruta.

El resto de los municipios del estado se tiñó de rojo ante el forfait opositor.

En los comicios de gobernadores de ese año, hubo consenso en torno a Carlos Ocariz para ser el aspirante de la oposición. La elección se dio en un clima enrarecido por la conformación de la Asamblea Nacional Constituyente, donde según la empresa Smartmatic, proveedora del software de las elecciones, se inflaron las cifras de participación para su elección.

Fue la Asamblea Constituyente, no reconocida por la oposición, la que determinó la fecha de los comicios. Toda esa situación generó malestar y desasosiego en los electores opositores, y por consiguiente, muchos no atendieron el llamado al voto. La abstención fue de casi 40%, 14% por encima de lo registrado en las parlamentarias de 2015 cuando la oposición tuvo su participación récord.

Las cifras del CNE en el estado Miranda arrojaron que Héctor Rodríguez (PSUV) obtuvo 641.735 votos (52,78%) y Ocariz 555.347 votos (45,76%). No obstante, el aspirante opositor no reconoció lo resultados y alegó fraude.

Sostuvo que “faltando 48 horas para que se instalarán las mesas, de manera inescrupulosa e ilegal, el CNE hace una movida y cambia de su centro de votación a 225 mil mirandinos” y que “las personas que se movilizaron en autobuses a los centros reubicados, los asaltaron y golpearon (…) utilizaron la violencia como herramienta para evitar el voto”.

Las claves de la elección
A pesar que quienes están descontentos con el gobierno nacional triplican a los que están satisfechos, una victoria opositora en el estado Miranda está en duda por varios factores: Las interrogantes que hay sobre la participación electoral; la dispersión del voto opositor en dos bloques y la capacidad de movilización del PSUV.

Las encuestas que debían usarse para decidir quién era el aspirante de la MUD en Miranda y a las cuales finalmente no se les prestó atención, dejó abierta la posibilidad de triunfo opositor, si la unidad se consolidara, lo que hoy luce cuesta arriba. Además, mostraban cifras de intención de voto similares entre los 3 aspirantes.

Por ejemplo, la encuesta de Datincorp, que estimó un error muestral de 3.1 consultó lo siguiente a los electores de Miranda:

¿Si hoy fuesen las elecciones para escoger el gobernador del estado Miranda, por quién votaría entre las opciones que le mencionaré a continuación?

Héctor Rodríguez 27.66%
Carlos Ocariz 24.35%
David Uzcátegui 24.95%
Ninguno/No votará 19.24%
No opina 3.81%

Rodríguez saca rédito de la división del voto opositor. Según este estudio, cuyo campo se realizó en agosto pasado, se puede estimar una abstención en el estado en torno al 25%, no obstante, la disputa intensa entre Uzcátegui y Ocariz puede desestimular el votante de la oposición.

Por otra parte, el estudio de Varianzas fue realizado antes de la oficialización de Ocariz como representante de la tarjeta de la MUD. En la encuesta se preguntó: «Imaginemos ahora que decide ir a votar el 21 de noviembre en las elecciones para escoger al gobernador del estado Miranda, ¿por quién votaría usted: Héctor Rodríguez, David Uzcátegui, Carlos Ocariz?

Carlos Ocariz 28.2%
David Uzcátegui 27.5%
Héctor Rodríguez 24.3%
Ninguno 9.3%
No votaría 5.5%
No sabe 5.3%

En este caso la diferencia entre Ocariz y Rodríguez es de 4%, pero con una distancia tan corta que quien tenga formas de movilizar eficientemente al electorado llevará ventaja y en ese aspecto, el PSUV tiene mucha experiencia.

En cuanto a las fortalezas de los candidatos, tenemos que el municipio Sucre es la circunscripción más grande del estado. Allí vota el 23% de los electores de la entidad, y es una zona donde Ocariz tiene un liderazgo natural, por haber sido su alcalde.

Uzcátegui, por su parte, tiene un fuerte liderazgo en Baruta, y el apoyo del alcalde Chacao y El Hatillo. Estas tres jurisdicciones representan el 18,5% de los electores en esa entidad.

En el caso de Los Salias, es un municipio opositor y su alcalde, Josy Fernández, en un principio estaba aliado con Uzcátegui, pero al recibir el apoyo de la MUD, ha jugado un rol más imparcial entre los 2 opositores.

Mientras el PSUV de Héctor Rodríguez ha ganado con contundencia en los otros municipios.

La clave para Ocariz estará en sacar un resultado electoral contundente en Sucre y que la manito de la Unidad sirva para concentrar el voto opositor en torno a él. Uzcátegui está obligado a ganar con contundencia en Baruta, Chacao, El Hatillo, Los Salias y quitarle un buen pedazo de la torta a Ocariz en Sucre.

Rodríguez tiene que afinar su maquinaria para una movilización electoral eficiente, para ello, el chavismo generalmente apela a sus herramientas de control social. Además, tiene que sacar una votación importante en zonas tradicionalmente chavistas como Los Teques, el eje Guarenas-Guatire, Barlovento y el Tuy, mientras observa como Ocariz y Uzcátegui se enfrentan entre ellos.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*