Ordenan la detención de Marian Valero por presunta red de extorsión

0
466

Las autoridades venezolanas han emitido una orden de detención contra la actriz Marian Valero por su supuesta participación en una red de extorsión. El fiscal general Tarek William Saab fue quien dio a conocer esta información a través de su cuenta en la red social X, donde también mencionó a dos personas más involucradas en el caso: Humberto Estaba y Ruth Suárez.

Según Saab, esta mafia extorsiona a sus víctimas exponiéndolas al escarnio público a través de publicaciones difamatorias en redes sociales si no les transfieren grandes cantidades de dinero en dólares. Valero y las demás personas señaladas están siendo acusadas de extorsión agravada, incitación al odio y asociación para delinquir, y todas tienen una alerta roja de Interpol en su contra.

Hasta el momento, Valero no ha hecho ninguna declaración al respecto en sus redes sociales, pero algunas personas ya han dejado mensajes en sus publicaciones de Instagram expresando su opinión sobre el caso. Por otro lado, una joven que afirma ser sobrina de una de las presuntas víctimas de extorsión de Valero ha revelado que su tía denunció el caso con pruebas y asegura que esto no tiene nada que ver con el gobierno.

La denuncia en contra de Valero fue realizada por la empresaria Carmen Sánchez, quien afirmó en una entrevista con la revista venezolana Ronda que la actriz formaba parte de la directiva de VDigital24, un medio que desde 2017 publicaba información falsa sobre ella y su familia con el objetivo de extorsionarla. Según Sánchez, esto ha causado un gran daño patrimonial, físico y mental a ella y a su familia.

La empresaria explicó que recibió correos electrónicos amenazantes en los que se le exigía una gran suma de dinero para evitar ser difamada y vinculada con actividades de corrupción en el país. A pesar de las amenazas, Sánchez se negó a ceder a la extorsión y posteriormente los supuestos extorsionadores intentaron negociar una suma menor. Según la empresaria, las cuentas bancarias utilizadas en estas transacciones pertenecían a Marian Valero.

Sánchez también reveló que Humberto Estaba y Ruth Suárez eran empleados de su empresa y fueron despedidos por intentar extorsionarla. Esta situación ha generado una guerra entre la empresaria y los presuntos extorsionadores, pero Sánchez ha dejado claro que no se prestará para ninguna sinvergüenzura de nadie.

Es importante destacar que este caso aún está en desarrollo y se espera que en los próximos días se den a conocer más detalles sobre las investigaciones y las acciones legales que se tomarán contra los involucrados.