Padrino López advierte a Guyana: Venezuela defenderá su soberanía hasta las últimas consecuencias

0
258

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, envió un mensaje contundente al presidente de Guyana, Irfaan Ali, asegurando que Venezuela defenderá su soberanía sobre el Esequibo «hasta las últimas consecuencias». Padrino López reiteró que el territorio disputado de aproximadamente 160.000 kilómetros cuadrados pertenece a los venezolanos.

En su mensaje en Twitter, el ministro de Defensa advirtió a Ali que no abusen del carácter diplomático y conciliador de la revolución bolivariana, ya que Venezuela está preparada para cualquier escenario. Padrino López también mencionó que el único mecanismo reconocido para resolver la controversia territorial es el Acuerdo de Ginebra de 1966, que propone una solución negociada y beneficiosa para ambas naciones.

Previamente, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, acusó a Ali de disponer unilateralmente de un mar pendiente por delimitar al otorgar concesiones a transnacionales energéticas en el área en disputa, rica en recursos naturales. Rodríguez afirmó que Venezuela no reconocerá los límites establecidos por el Laudo Arbitral de París de 1899, que otorgó la soberanía del territorio a la entonces Guyana Británica.

Venezuela declaró nulo ese fallo décadas después y firmó el acuerdo de 1966 con el Reino Unido para crear una comisión que resolviera la controversia, pero este acuerdo no se materializó. Por su parte, Guyana basa su postura en el laudo arbitral de 1899 y busca resolver el conflicto a través de un proceso en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El conflicto bilateral se intensificó en diciembre, cuando Venezuela celebró un referendo no vinculante que aprobó la anexión del Esequibo. Sin embargo, la tensión se redujo después de que los presidentes de Venezuela y Guyana se reunieran y se comprometieran a no amenazarse mutuamente. En enero, los cancilleres de ambos países se reunieron y acordaron continuar el diálogo sobre la controversia de manera pacífica y sin amenazas.

La disputa territorial entre Venezuela y Guyana sigue siendo un tema delicado que requiere de una solución diplomática y negociada. Ambas naciones están comprometidas a defender sus intereses, pero es fundamental encontrar una resolución que sea justa y beneficie a ambas partes.