Paralización de plantas en refinerías de Venezuela provoca importante retraso en producción de combustibles

0
195

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) detuvo dos plantas de las refinerías Amuay y Cardón, lo que ha causado una caída en el procesamiento de crudo y una significativa reducción en la producción de combustibles, incluyendo gasolina y gasoil. La producción diaria de gasolina pasó de 130.000 a 70.000 barriles en apenas una semana.

Con información de TalCual

El dirigente petrolero Iván Freites informó sobre la paralización de las actividades en las plantas de craqueo catalítico de las refinerías Amuay y Cardón, lo que representa un importante retroceso en la refinación de combustibles. Hace apenas una semana, Pdvsa había anunciado la reactivación de unidades de producción de combustible en algunas de sus refinerías más importantes para combatir la escasez de gasolina en el país.

Sin embargo, la detención de estas plantas ha generado preocupación, ya que implica un retraso significativo en la producción de combustibles en medio de la crisis energética que enfrenta Venezuela.

El presidente de la Asociación Venezolana de Pequeña y Mediana Industria Petrolera (PetroPymi), Reinaldo Quintero, había señalado recientemente que la reactivación de las cuatro refinerías podría atender la demanda de gasolina y diésel, sin embargo, la paralización de estas plantas pone en duda la continuidad operativa y la confiabilidad requerida para abastecer adecuadamente a la población.

La situación ha generado críticas y preocupación por parte de la oposición, así como de expertos en la industria petrolera, quienes enfatizan la importancia de solucionar la baja producción de crudo, la cual es la raíz del problema en la producción de combustibles en Venezuela.

Con la paralización de estas plantas, el gobierno de Venezuela enfrenta nuevos desafíos para estabilizar la producción de gasolina y garantizar el suministro adecuado a la población, en medio de una crisis económica y social que afecta al país.