Por qué las mujeres son menos felices que los hombres

1
376

A pesar de contar con más libertad y oportunidades laborales que nunca en la historia, las mujeres enfrentan crecientes niveles de ansiedad y problemas de salud mental, incluyendo depresión, ira, soledad y trastornos del sueño, según diversos estudios. Estos desafíos se observan en varios países y grupos de edad.

Con información de Infobae

Una encuesta reciente realizada por la Asociación Estadounidense de Psicología arroja luz sobre las causas subyacentes de esta problemática. Los resultados revelan que la mayoría de las mujeres en Estados Unidos están insatisfechas con la manera en que la sociedad las trata.

El 44 por ciento de las mujeres estadounidenses están satisfechas con su tratamiento en la sociedad, en contraste con el 61 por ciento de los hombres. La satisfacción de las mujeres comenzó a disminuir significativamente entre 2016 y 2018, coincidiendo con el surgimiento del movimiento #MeToo y la elección de Donald Trump, lo que resultó en una caída del 15 por ciento en sus niveles de satisfacción. Esta última cifra marca el punto más bajo registrado desde que Gallup comenzó a realizar esta encuesta en 2001.

Por otro lado, la doctora Lucía Crivelli, Jefa de Neuropsicología de Fleni, publicó un artículo reciente en la revista The Lancet Healthy Longevity, señalando que en América Latina y el Caribe, donde las desigualdades de género y socioeconómicas son más pronunciadas, la prevalencia de demencia es más alta, especialmente en las mujeres.

Las posibles causas de esta insatisfacción y malestar son múltiples. Muchas mujeres continúan asumiendo el rol principal de cuidadoras de niños y parientes ancianos. La mayoría enfrenta la carga de gestionar el hogar y la familia además de sus responsabilidades laborales. Además, según un estudio, tres de cada cinco mujeres en el lugar de trabajo han experimentado acoso sexual o abuso verbal.

La doctora Crivelli observa que en sociedades colectivistas, donde se enfatiza el papel tradicional de las mujeres en la familia y la religión, estas tienen menos acceso a la educación y a oportunidades laborales, lo que puede llevar al aislamiento social y un estilo de vida más sedentario, afectando su salud física y mental.

Añade que el 82 por ciento de las víctimas de homicidio por parte de una pareja íntima son mujeres, y la exposición a la violencia crónica puede reducir la calidad de vida y contribuir a trastornos psicológicos como la depresión y el deterioro cognitivo.

Sin embargo, a pesar de estos desafíos, las mujeres demuestran una notable resiliencia emocional. Los estudios sugieren que valoran más las conexiones sociales y buscan apoyo en sus seres queridos, lo que les permite recuperarse más rápidamente de la adversidad.

Además, se ha encontrado que las mujeres priorizan relaciones sociales más íntimas y cercanas, lo que puede tener un efecto positivo en su salud mental.

Para mejorar su bienestar, se sugieren algunas acciones basadas en evidencia, como pasar tiempo al aire libre en entornos naturales, realizar actividad física regularmente y reducir o eliminar el consumo de alcohol, especialmente dado que las mujeres enfrentan riesgos específicos relacionados con esta sustancia. Estas medidas pueden contribuir a un mayor bienestar y salud mental para las mujeres en un mundo que sigue evolucionando.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.