Profesionales del Derecho constitucional: Hay una sola Asamblea Nacional

@DolarToday / Jan 7, 2020 @ 8:00 am

Profesionales del Derecho constitucional: Hay una sola Asamblea Nacional

Para destacados profesionales del Derecho constitucional no habrá dos Asambleas Nacionales, aunque el régimen haya pretendido constituir una con una minoría que está conformada por los partidarios del oficialismo y varios diputados, involucrados con casos de corrupción del Clap.

Pacifico Sanchez |IMP

La intención del régimen fue impedir que Juan Guaidó fuera reelecto en la sesión.

La maniobra ha recibido el rechazo de los países democráticos y, por supuesto, deja muy mal parado a Maduro, ya que se sabía desde hace días que varios diputados de oposición habían tenido propuestas de recibir hasta un millón de dólares para que votaran contra Guaidó.

Una sola Asamblea
En Venezuela no hay dos Asambleas Nacionales, sino una sola: la que preside Juan Guaidó, quien fue reelecto con cien votos de los 167 diputados que fueron electos en el 2015.

Así lo afirmó la Dra. Cecilia Sosa, expresidenta de la desaparecida Corte Suprema de Justicia, al ser consultada por Elimpulso.com.

La exmagistrada manifestó que constitucionalmente sólo hay un Poder Legislativo y, obviamente, lo representa la mayoría parlamentaria que respalda a Guaidó.

Considera que todas las acciones tomadas por el régimen contra el parlamento son conocidas por la comunidad internacional y la última del domingo ha impresionado hasta a los más escépticos.

Tiranía en la picota
Por su parte, el Dr. Jorge Rosell, exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia e integrante del Bloque Constitucional de Venezuela, dijo que el régimen, utilizando cuerpos de seguridad, perpetró un golpe de estado contra el Poder Legislativo, ante la mirada asombrada del mundo democrático.

Al respecto hay que considerar los aspectos siguientes:

  1. Quien debía convocar a la sesión inaugural del último año del período legislativo era el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.
  2. Para constituir la directiva tenía que estar presente todo el Poder Legislativo, conformado por 167 diputados o la mayor parte de ese número, a fin de constituir el quórum que tenía que ser la mitad más uno de ese total.
  3. El acceso al Palacio Legislativo de los diputados tenía que ser libremente y no controlado por piquetes de funcionarios uniformados.
  4. El Poder Legislativo es el más legítimo porque es electo por el pueblo, asume la responsabilidad de éste y, por lo tanto, ante él tienen que rendir cuentas los demás poderes públicos.

De modo, pues, que al impedir el acceso de los diputados de oposición a su propio recinto, el régimen ha demostrado ser una tiranía, que se ha colocado en la picota internacional. En consecuencia, la burda maniobra de instalar una directiva en el Palacio Federal, que no representa a la mayoría parlamentaria, ha resultado un fracaso para Nicolás Maduro y ya no hay nadie que dude que se trata de un tirano.

Se agravará la situación
No se sabe todavía qué pasó dentro del Palacio Federal, porque el régimen, que actúa como los peligrosos pranes de las cárceles, no sólo impidió el ingreso de los diputados de oposición, sino que también arremetió contra los medios de comunicación, que trataron de reflejar lo que estaba ocurriendo.

Al declarar sobre el particular. el Dr. Joel Rodríguez Ramos, profesor universitario y analista político, dijo que no se supo si hubo votación, porque quórum nunca pudo haber, ya que tampoco se puede saber cuántos fueron los diputados que estuvieron en el Palacio Legislativo. Y aún no se ha dicho qué pasó realmente.

Como la Constitución norma las funciones de la Asamblea Nacional, la mayoría del parlamento decidió realizar el acto establecido para el 5 de enero y cien diputados votaron por Guaidó en la sesión que tuvo lugar en las instalaciones del diario El Nacional.

Es motivo de satisfacción que algunos parlamentarios que estaban alejados de Guaidó, votaran por su reelección. Y, desde luego, que hayan escogido como primer vicepresidente a Juan Pablo Guanipa y como segundo a Carlos Berrizbeitia. De este modo se ha ratificado que esta es la verdadera Asamblea Nacional.

El mundo entero presenció no solamente cómo impidieron la entrada a la mayoría de los parlamentarios, sino la forma agresiva en que le rompieron la ropa a Guaidó cuando éste intentó penetrar al recinto legislativo.

¿Quién puede creer ahora que Maduro cree en el diálogo cuando manda piquetes de guardias nacionales a actuar como los pranes en las inmediaciones del Palacio Legislativo? Se ha demostrado que cuando decía que estaba dispuesto a dialogar estaba mintiendo, porque ya había cometido todas las tropelías que se le ocurrieron contra la Asamblea Nacional, cuando ésta, a partir del 2015, ha estado mayoritariamente constituida por la oposición.

Como no quería estar bajo el control del Poder Legislativo, le ordenó al Tribunal Supremo de Justicia, que fue conformado una vez que ganó la oposición la Asamblea Nacional, impedirle a ésta cumplir con sus funciones.

Su carácter de dictador no lo ha ocultado nunca, ya que hoy en día hay diputados inhabilitados y otros exiliados, dada la persecución que ha desatado contra el parlamento.

El Poder Legislativo es el primero de todos los poderes públicos, por cuanto tanto el Ejecutivo como el Judicial tienen que rendirle cuentas. Aún, dado su carácter de autonomía y representación popular, es quien tiene la potestad de designar a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Guaidó ha anunciado que este martes se instalará en el Palacio Legislativo, pero con lo visto ayer, es difícil que eso ocurra porque volverán los piquetes de la Guardia Nacional y posiblemente los colectivos para impedir nuevamente el ingreso de los parlamentarios a su recinto. La situación, indudablemente, tiende a empeorar.

Maduro vive criticando a Donald Trump, pero al presidente de los Estados Unidos, aunque esté contra las cuerdas por las investigaciones que se le están haciendo, no se le ocurrirá nunca enviar piquetes de la Guardia Nacional a impedir que los demócratas entren al Congreso. Porque las democracias funcionan con gobiernos legítimos y oposiciones fuertes.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*