¿Qué sucede si no limpias tu termo de agua correctamente?

0
1073

Los termos para almacenar agua son una excelente manera de mantenerte hidratado y lleno de energía. Muchos de estos envases pueden ayudar a minimizar tu exposición a nanoplásticos. Además, son modernos y más amigables con el medio ambiente que las botellas de plástico.

Sin embargo, también pueden convertirse en una especie de caldo de cultivo para el moho cuando se te olvidas lavarlos.

Si has sido un poco descuidado con la limpieza de tu termo, ¿deberías preocuparte? Esto es lo que los científicos saben sobre los riesgos para la salud de diferentes tipos de moho, cómo prevenir su acumulación en tu termo y cuándo desecharlo y adquirir uno nuevo.

¿Qué sucede si no limpias tu termo correctamente?

“El moho prospera en ambientes húmedos”, explicó la doctora Wanda Phipatanakul, una inmunóloga que estudia alérgenos ambientales en el Hospital Infantil de Boston.

Si el agua permanece en tu termo durante días, puede crear un terreno fértil para que las esporas de moho —que están en el aire y en las tuberías de tu casa— se asienten y se multipliquen, advirtió Phipatanakul. Hay algunos tipos comunes de moho que pueden colonizar tu termo: Cladosporium, conocido por su apariencia verde oscuro o marrón; Penicillium, que puede manifestarse en tonos azules o verdes; Aspergillus, que puede aparecer como manchas blancas, amarillas o verdes; y Stachybotrys, que se presenta como unas manchas negras.

Pero estos hongos no son los únicos organismos que crecen en condiciones oscuras y húmedas. Cada vez que tomas un sorbo de agua, también puedes transferir bacterias de tu boca al borde o pico de tu termo. Estos microbios a veces pueden agruparse con hongos para formar biofilms viscosos.

Si le añades algo que no sea agua a tu termo, como una bebida energética o si dejas residuos de alimentos de algo que hayas comido, los azúcares restantes pueden acelerar el crecimiento de estos microorganismos.

¿Te puedes enfermar si bebes agua de un termo con moho?

Beber un poco de agua de un termo con moho puede ser desagradable, pero probablemente no sea muy dañino, siempre y cuando no sigas bebiéndola y limpies tu termo de inmediato, detalló Phipatanakul. La mayoría de las especies de moho son bastante inofensivas y nuestro sistema inmunológico es hábil para deshacernos de estos patógenos cuando los encontramos, acotó.

Sin embargo, algunas personas pueden ser más sensibles a la exposición al moho, como aquellas con sistemas inmunológicos comprometidos, asma o alergias a dicho patógeno. Estas personas pueden ser más susceptibles a tener dolores de cabeza, sentir fatiga o experimentar otros síntomas clásicos de las alergias, como congestión nasal.

Y cualquier persona que ingiera o inhale una gran cantidad de moho durante varias semanas puede experimentar náuseas y malestar estomacal. Pero no hay evidencia de que la exposición a corto plazo al moho pueda causar problemas de salud graves como bronquitis, confusión mental, fatiga crónica o incluso una visita a la sala de emergencias, como sugieren muchos videos de TikTok. “No veo a mucha gente terminar en el hospital debido al moho en su termo de agua”, indicó Phipatanakul.

Los niveles de moho en un termo de agua probablemente no serán lo suficientemente altos como para desencadenar estas reacciones, sostuvo la doctora. Si experimentas síntomas que sospechas que fueron causados por una sensibilidad al moho, también es posible que estés expuesto a esporas de moho de otras fuentes, como tu humidificador, el baño o incluso las paredes de tu casa.

¿Cómo prevenir la acumulación de moho?

Para mantener tu termo de agua limpio, lávalo todos los días o, como mínimo, una vez a la semana. Si está adaptado al lavavajillas, lávalo con la configuración de agua más caliente. Si lo haces a mano, asegúrate de usar un cepillo para envases como los termos y que sirva para limpiar cuellos de botella estrechos, puntualizó Phipatanakul.

La mayoría de las veces, lavarlo rápidamente con jabón y agua debería ser suficiente. Pero si deseas una limpieza más profunda cada pocas semanas, prueba remojando tu termo durante 30 minutos en partes iguales de agua y vinagre blanco, que se sabe que mata las esporas de moho.

Mezclar vinagre con bicarbonato de sodio también puede crear efervescencia para ayudar a desalojar físicamente algo de moho. O puedes obtener un efecto similar usando tabletas para dentaduras. Solo recuerda quitarle todas las partes desmontables al termo, como el pitillo con tapa abatible o las válvulas donde podría esconderse el moho. Y deja que todo se seque antes de volver a usarlo.

Si todavía hay suciedad en tu termo después de haberlo lavado a profundidad, Phipatanakul recomienda “simplemente deshacerte de él”. Será mejor para ti tomar agua en un nuevo termo.

Con información de El Diario