¿Quién es Joselit Ramírez, superintendente de criptoactivos de Venezuela detenido por corrupción?

0
280

El expresidente de Sunacrip es conocido por ser la mano derecha de Tareck El Aissami, quien hasta el lunes 20 de enero se desempeñó como ministro de Petróleo del gobierno de Nicolás Maduro. De hecho, todos las cargos públicos que ocupó Ramírez han sido durante las gestiones del también exministro de Industrias y Producción Nacional

Por El Nacional

Uno de los primeros detenidos en el marco de la reciente operación lanzada por la Policía Nacional Anticorrupción fue Joselit Ramírez Camacho, jefe de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), quien está señalado de presuntos hechos de corrupción administrativa y malversación de fondos.

Ramírez fue designado como presidente de Sunacrip el 19 de junio de 2018, según la Gaceta Oficial Nro. 41.422. Además, el 24 de enero de ese mismo año también fue nombrado como jefe de la Fundación Patria, reseña el portal Poderopedia.

Durante su gestión, la labor se enfocó en promover el uso del petro, una criptomoneda creada por el gobierno que ha tenido poca adopción. También se ocupó de establecer regulaciones con normas impositivas por hacer pagos con criptomonedas en Venezuela, al tiempo de fomentar el registro de los mineros de bitcoin.

Es conocido por ser la mano derecha de Tareck El Aissami, quien hasta el lunes 20 de enero se desempeñó como ministro de Petróleo del gobierno de Nicolás Maduro. De hecho, todos las cargos públicos que ocupó Ramírez han sido durante las gestiones del también exministro de Industrias y Producción Nacional.

El exsuperintendente se desempeñó como secretario del Despacho y director de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Gobernación de Aragua, además fue director general de la Vicepresidencia de la República, y presidente de la Federación Venezolana de Criminólogos (Fevecrim). En junio de 2018 ocupó la dirección del Despacho del Ministerio de Industrias y Producción Nacional, según la Gaceta Oficial Nro. 41.428.

Señalado de corrupción por Estados Unidos
El 26 de marzo de 2020, a través de una rueda de prensa, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos incluyó a Joselit Ramírez Camacho entre los funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro señalados de estar involucrados en presuntos delitos de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

El 2 de junio de 2020 el gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa de cinco millones de dólares por información que conduzca a la captura de Ramírez, además, fue incluido en la lista de los más buscados, según el Departamento de Inmigración y Aduanas de EE UU (ICE, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos señaló a Ramírez de tener profundos lazos políticos, sociales y económicos con múltiples supuestos capos del narcotráfico, incluyendo a Tareck El Aissami. Además, de dirigir los intentos del gobierno de Venezuela de eludir las sanciones mediante la emisión de una moneda digital.

Previamente, Ramírez Camacho había sido acusado formalmente en el distrito sur de Nueva York por violaciones de la Ley de Poderes Económicos en Caso de Emergencia Internacional, la Ley de Cabecillas y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EE UU.

Detención
El viernes 17 de marzo se conoció la decisión de Maduro de destituir a Joselit Ramírez Camacho, y el gobierno estableció una junta reestructuradora de la Sunacrip, presidida por Anabel Pereira Fernández, según Gaceta Oficial extraordinaria 6.739.

Ese mismo día habría sido detenido por la Policía Nacional Anticorrupción, al estar vinculado con la supuesta desaparición de 3 mil millones de dólares provenientes de la venta de petróleo venezolano, divisas que presuntamente no ingresaron al Estado