Rafael Cadenas: Es urgente recrear y defender la democracia de lo que la acecha

0
198

El poeta venezolano recogió en la Universidad de Alcalá de Henares el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras en español. Para el escritor, de 93 años de edad, recibir el reconocimiento es un honor que lo sobrepasa

Por Luis De Jesús | @Luisdejesus_  / El Nacional

Rafael Cadenas considera urgente de que se renueve la democracia para protegerla de los peligros que la acechan. El poeta venezolano, que recibió este lunes el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras en español, destacó que esa tarea es competencia de la educación.

“Pienso que la idea de revisión debe aplicarse a la democracia, es urgente defenderla de todo lo que la acecha y para ello se requiere recrearla. Esa tarea le incumbe a la educación, que la ha descuidado”, reflexionó Cadenas en su discurso ante los reyes de España, Felipe VI y Letizia, y el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, en la Universidad de Alcalá de Henares.

El escritor, nacido en 1930 en Barquisimeto, expresó que los países deben robustecer esa pedagogía y que no sería vano enseñarla a quienes no la han conocido. “Los demócratas deben pedir a voces su renovación, a volverse transparente, dar primacía a lo social, aboliendo la pobreza, apoyar la cultura. Esto no es ningún sueño, sino un trabajo de todos”, afirmó.

Cadenas criticó el autoritarismo. Simpatizó en su juventud con el Partido Comunista y se ha mantenido como un firme crítico de los regímenes de Nicolás Maduro y Hugo Chávez. Estuvo, reseñó la agencia de noticias AFP, en el exilio en Trinidad y Tobago durante los tiempos dictatoriales de Marcos Pérez Jiménez.

“Estoy lleno de España”
Para Cadenas, de 93 años de edad, recibir el premio es un honor que lo sobrepasa.

“Estar frente a ustedes, majestades, junto a poetas y escritores que siempre he admirado, es mucho para quien lee estas palabras. Pero debo añadir, con miras a sosegarme un poco, que estoy lleno de España”, manifestó.

Y aclaró esa afirmación: los principales vínculos del poeta con ese país son el idioma y su literatura, que ha leído asiduamente junto a su esposa, cuyo abuelo era de las islas Canarias, como le ocurre a muchos venezolanos que descienden de españoles debido a la migración que los llevó a América Latina.

“La desventura es inversa, aunque no a causa de guerra alguna, entre los que vinieron había muchos profesores que se incorporaron a nuestra educación, casi al llegar, dieron clases en liceos y universidades del país, enriqueciendo así nuestra cultura. Yo tuve tres de ellos y sufrieron poco conmigo, no fui buen estudiante, sobre todo, descuidé las materias científicas, lo cual lamento. Esa fue la mejor época de nuestra educación, en cuanto a la Universidad Central de Venezuela. También fue su período de mayor esplendor”, dijo.

Afortunadamente, manifestó Cadenas, a pesar de que desde hace años la UCV no está bien, sigue siendo plural porque, explicó, una institución educativa que se dedique al adoctrinamiento deja de ser universidad.

“El mundo debe ser cosmopolita”
El poeta -autor de obras como Cantos iniciales (1946) y Falsas maniobras (1966)-, consciente de que los nacionalismos, las ideologías y los credos dividen a los seres humanos, cree que el mundo debería ser cosmopolita.

“Ya en cierto modo lo es, pero a ello se oponen los factores que he mencionado, sobre todo el nacionalismo, que según Einstein, es el sarampión de la humanidad. Sin embargo, existe un ego nacional que no aceptaría semejante cambio”, opinó.

Cadenas también desaprobó el uso de los anglicismos en el español, aun cuando anteriormente los académicos se molestaban por los galicismos. Por eso, y por las demasiadas fallas, pidió cuidar la lengua porque “anda muy maltrecha”.

El venezolano citó a George Orwell para hablar del actual caos político que guarda relación con la decadencia del lenguaje y resaltó que podría haber alguna mejora si se empieza por lo verbal. Señaló asimismo la limitación de la palabra, que no es el objeto que designa: “Decimos fuego sin quemarnos; tampoco va al paso de la realidad, esta cambia constantemente, pero no la palabra”.

Cadenas envió saludos a los profesores, estudiantes y empleados de la Universidad Central de Venezuela, así como a los del resto de universidades del país. También a sus amigos españoles y, particularmente, al escritor nicaragüense Sergio Ramírez, a quien expresó su admiración y su deseo de que pueda regresar a su país.

“Cervantes fue un gran defensor de la libertad, recordaré sus palabras muy conocidas, aunque deberían difundirse más, colocarlas, por ejemplo, en los escudos de los países. Dice Don Quijote: ‘La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la Tierra ni el mar encubre. Por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida; y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a un hombre”.