Rafael Ramírez denuncia la gestión negligente de Pdvsa y aboga por una Junta Patriótica para el cambio político en Venezuela

0
602

El madurismo juega a cuadro cerrado con los suyos, hagan lo que hagan, la impunidad es la regla, es su ética, es su naturaleza. 

Con Informacion de El Pitazo

Caracas.- Rafael Ramírez, exministro de petróleo y expresidente de Pdvsa, ha denunciado la negligente gestión de la estatal energética venezolana y ha instado a la formación de una Junta Patriótica para impulsar el cambio político en el país.

En un artículo de opinión, Ramírez criticó la falta de respuesta por parte del gobierno de Nicolás Maduro sobre el paradero de Tareck El Aissami, exministro de Petróleo, quien renunció a su cargo tras hacerse pública la desaparición de 25 mil millones de dólares en petróleo entre 2020 y 2022.

«El pueblo venezolano no les cree y está cansado de tanta ‘cara e’ tablismo’ de estos impresentables, y eso es lo que se expresará abrumadoramente tan pronto los ciudadanos tengan la posibilidad de expresarse políticamente, de ejercer su derecho al voto. El madurismo será barrido del poder», expresó Ramírez en su escrito.

Esta pregunta que todo el país se hace, atormenta y saca de sus cabales a los voceros del madurismo, quienes, en evidente complicidad y siguiendo la lógica del PSUV, de que “aquí se hace lo que maduro diga” , ocultan y protegen a uno de los jerarcas del madurismo, a la vez que defienden sus propios intereses.

El gobierno con su silencio apuesta a que un pueblo desesperado por todo tipo de carencias, olvide rápidamente uno de los escándalos más grandes de la historia del país y que repercute de manera directa en su ya menguada calidad de vida.   

El exministro también señaló que el gobierno de Maduro parece estar optando por el silencio en relación con el escándalo de robo a la empresa petrolera venezolana, esperando que la gente olvide los hechos. Sin embargo, Ramírez enfatizó que es necesario un cambio político integral que restaure el hilo constitucional, la soberanía y el respeto a los derechos humanos y a la democracia participativa y protagónica.

Para lograr este cambio, propuso la creación de una Junta Patriótica que reúna a todos los sectores populares y políticos patriotas para unir esfuerzos en la reconstrucción del país y la defensa de sus intereses fundamentales.

«Lo hemos dicho insistentemente, el madurismo no es chavismo. Al contrario, el madurismo es anti chavista, anti obrero, anti popular, anti patria. Todos los factores políticos y sociales –incluido el Chavismo– deben entender este elemento clave y asumir su responsabilidad histórica, colocándose en la suficiente altura política para construir una propuesta que sea capaz de movilizar a todo el pueblo y devolverle el protagonismo en la acción política del país», añadió Ramírez en su artículo.