Reportan en Nicaragua 15 detenidos y un sacerdote expulsado en Semana Santa

0
312

Del total de detenidos, al menos 9 son feligreses que participaron de festividades de Semana Santa y uno, un periodista que dio cobertura a una procesión católica, detalló el Monitoreo Azul y Blanco, cuyos reportes son avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Por EFE – El Nacional

Al menos 15 nicaragüenses, en su mayoría opositores y feligreses católicos, así como un periodista, terminaron detenidos en Nicaragua por la Policía Nacional durante la Semana Santa. Esto según un informe divulgado este viernes por el denominado Monitoreo Azul y Blanco.

Del total de detenidos, al menos 9 son feligreses que participaron de festividades de Semana Santa y uno, un periodista que dio cobertura a una procesión católica, detalló el Monitoreo Azul y Blanco, cuyos reportes son avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Situación en Nicaragua
Según ese informe, del 1 al 6 de abril pasado se han dado 35 incidentes relacionados a violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, incluido la expulsión del país del sacerdote panameño Donaciano Alarcón.

Alarcón aseguró el miércoles pasado que lo expulsaron de Nicaragua después de que las autoridades policiales de ese país lo acusaran de predicar a favor del obispo nicaragüense Rolando Álvarez, a quien condenaron a más de 26 años por delitos considerados «traición a la patria».

De los 35 incidentes relacionados a violaciones de los derechos humanos, 15 son «detenciones arbitrarias», 9 incidentes de control territorial, 5 amenazas, 5 hostigamientos y una expulsión de Nicaragua, precisó el Monitoreo Azul y Blanco, que también registró reportes de asedio y presencial policial en distintos templos católicos nicaragüenses.

Las detenciones, entre ellas las del periodista Víctor Ticay, colaborador del Canal 10 de la televisión local, de la excarcelada opositora Olesia Auxiliadora Muñoz Pavón y la del líder estudiantil Jasson Noel Salazar Rugama, se dan cuando faltan menos de dos semanas para el quinto aniversario de las manifestaciones contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Más detalles
En abril de 2018, miles de nicaragüenses salieron a las calles a protestar por unas controvertidas reformas a la seguridad social, que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia de Ortega tras responder con la fuerza.

Las protestas dejaron al menos 355 muertos según la CIDH, aunque organismos nicaragüenses elevan la cifra a 684 y Ortega reconoce que fueron «más de 300» y mantiene que se trató de un intento de golpe de Estado.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto a su esposa Murillo como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.