Rusia celebra las octavas elecciones presidenciales de su historia

0
177

En Rusia, se están llevando a cabo las octavas elecciones presidenciales de la historia del país. Vladímir Putin, el actual líder del Kremlin, busca ser reelegido para un quinto mandato de seis años. Los colegios electorales abrieron ayer en la península de Kamchatka y en el distrito autónomo de Chukotka, las regiones más orientales de Rusia. Más de 112 millones de rusos están llamados a votar durante los próximos tres días.

Los rusos tienen un plazo de 36 horas para ejercer su derecho al voto, aunque más de dos millones de electores ya lo hicieron de forma anticipada. Se espera que Putin obtenga una victoria abrumadora, ya que cuenta con una intención de voto superior al 80%, según los sondeos oficiales. Sus principales competidores, Vladislav Davankov del partido Gente Nueva y Nikolái Jaritónov del partido comunista, cuentan con un 6% de apoyo cada uno, mientras que el ultranacionalista Leonid Slutski ronda el 5%.

Los comicios se celebrarán en las 89 regiones del país, incluyendo los territorios ucranianos anexionados en septiembre de 2022 (Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia), así como la península de Crimea, también anexada. Unos 4,5 millones de electores podrán votar en las zonas ocupadas por el ejército ruso en esas cuatro regiones, las cuales están parcialmente controladas por Moscú. Además, se han habilitado 93.644 colegios electorales en el país, junto con otros 295 en los 144 países donde residen ciudadanos rusos.

Más de un tercio de los votantes tendrán la opción de votar electrónicamente, aunque la oposición en el exilio considera este método como claramente fraudulento. Tras la muerte en prisión de Alexéi Navalni, líder opositor ruso, sus seguidores han instado a Occidente a no reconocer los resultados electorales y lo responsabilizan directamente a Putin. Por otro lado, Ucrania considera ilegales las elecciones rusas en su territorio y ha llevado a cabo ataques con drones y violaciones de frontera en las regiones de Bélgorod y Kursk.

Las primeras elecciones directas en la historia de Rusia se celebraron el 12 de junio de 1991, cuando aún existía la Unión Soviética, y fueron ganadas por Boris Yeltsin, quien sería reelegido en 1996 y cedería el poder a Putin antes de los comicios de marzo de 2000.