Satélites de SpaceX fueron vistos en el cielo de Venezuela

0
316

Habitantes de varios estados de Venezuela reportaron la noche del domingo 25 de febrero la observación de “luces extrañas” en el cielo. Videos difundidos en redes sociales muestran un objeto en movimiento, lo que llevó a algunos a especular sobre si era un ovni.

Las luces avistadas pertenecen al tren de luces de 24 satélites Starlink de la empresa SpaceX. Las estructuras estaban junto a la segunda etapa del cohete Falcon 9, el encargado de lanzarlos el domingo desde Florida, Estados Unidos.

Frontera espacial, un portal web de divulgación científica y especializado en noticias sobre cohetes, astronáutica e investigación espacial, reportó que los 24 satélites Starlink 6-39 serían parcialmente avistados en varios países. 

De acuerdo con los reportes en X (Twitter), algunas personas captaron el paso de las estructuras espaciales en zonas del estado Táchira, Lara y Zulia. 

Las imágenes muestran un objeto luminoso en el cielo. A su lado, se observa una nube difusa que corresponde a la segunda etapa del cohete Falcon 9, según el reporte de Frontera espacial.

¿Qué es Starlink?

Es un proyecto desarrollado por SpaceX, la empresa de tecnología aeroespacial fundada por Elon Musk. Consiste en una constelación de satélites en órbita terrestre baja (LEO, por sus siglas en inglés) diseñada para proporcionar acceso a Internet de alta velocidad y baja latencia en todo el mundo.

Sobre el tren de luces

El fenómeno es un efecto secundario del lanzamiento de los satélites Starlink. SpaceX los lanza en grupos de 24 y al principio van juntos en fila. El tren de luces de satélites no es un espectáculo de luces intencionado, sino un efecto secundario del proceso de lanzamiento.

¿Por qué se mantienen en fila?

-Control: es más fácil controlar un grupo de satélites que se mueven en formación.

-Evitar colisiones: al mantenerlos juntos, se reduce el riesgo de que choquen entre sí.

-Transferencia de energía: la fila permite una transferencia de energía más eficiente entre los satélites.

La visibilidad del tren de luces está sujeta a diversos factores, entre los cuales se incluyen la ubicación del observador, las condiciones climáticas y la fase lunar. 

Idealmente, la observación es más propicia en latitudes elevadas, cercanas a los polos, y durante las horas subsiguientes al lanzamiento.

Los satélites Starlink que forman el tren de luces tienen un peso aproximado de 260 kg y orbitan la Tierra a altitudes que oscilan entre los 540 y 570 km. Este despliegue de satélites a altitudes relativamente bajas contribuye al fenómeno visual del tren de luces, ofreciendo una experiencia única para los observadores terrestres.

Con información de El Diario