Se necesitan 8 millardos de dólares para reactivar la industria química y petroquímica del país

0
476

La reactivación de la industria química y petroquímica de Venezuela requerirá una inversión mínima de 8 mil millones de dólares, según un plan propuesto por la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (Asoquim).

Durante un evento conmemorativo de la asociación, el presidente de Asoquim, Guillermo Wallis, resaltó la importancia de la inversión privada para la recuperación del sector petrolero, que ha sido descuidado durante años por el gobierno nacional.

Wallis mencionó que la cantidad necesaria de fondos podría obtenerse a través de empresas privadas, organismos internacionales y el mercado de capitales.

«La inversión privada solo ocurrirá si hay un entorno favorable para invertir, con un marco legal seguro y transparente», afirmó Wallis durante el evento.

El economista y director de ODH Consultores, Richard Obuchi, explicó que una de las primeras medidas para la recuperación de la industria química y petroquímica en Venezuela es reducir el papel del Estado en este sector.

«Debemos dejar de ser empresarios y reguladores, y en cambio convertirnos en promotores y socios potenciales del sector. Es importante eliminar la regulación de precios y otras imposiciones que afectan el libre mercado», indicó Obuchi.

Además, se debe fomentar la inversión tanto de empresarios nacionales como internacionales, creando un entorno propicio con normativas claras y políticas macroeconómicas coherentes y estables.

Otro aspecto a considerar es la reactivación del mercado de capitales, utilizando la Bolsa como una herramienta de financiamiento para recaudar fondos destinados a proyectos de inversión.

También es necesario derogar regulaciones que desincentiven la inversión privada, así como eliminar la obligatoriedad de que el Estado participe en empresas mixtas petroquímicas con el 50% de las acciones.

«Es fundamental recuperar la industria petrolera venezolana y todo lo que la rodea, para asegurar el suministro de materias primas y activar procesos importantes dentro del sector petroquímico», añadió Obuchi.

Además, se deberían otorgar beneficios fiscales, como exenciones de impuestos sobre la renta (ISLR), impuesto al valor agregado (IVA) y aranceles de importación de maquinaria y equipos.

El plan de la asociación también contempla el desarrollo de actividades conexas, ya que el sector químico debe estar conectado con el resto de la economía para lograr un crecimiento sostenido en el tiempo, ya que tiene vínculos con sectores como la agricultura, la energía y la medicina.

Dado los proyectos de transición hacia energías más limpias en todo el mundo, el sector químico y petroquímico venezolano debería enfocar sus planes futuros en esta área, según el plan propuesto por Asoquim.

Con información de El Nacional