Trabajadores públicos y jubilados de Venezuela protagonizaron nuevas protestas en contra del régimen y en reclamo por sueldos dignos

0
311

Ante los casos de corrupción que la dictadura de Nicolás Maduro dejó ver durante los últimos días, las calles de la capital fueron escenario de manifestaciones por el bajo poder adquisitivo de la población. “Si hay para robar, hay para pagar”, gritaron en el centro de Caracas

Infobae

Trabajadores de la administración pública y jubilados volvieron este lunes a las calles de la capital de Venezuela para reclamar ingresos “dignos” y exigir que se recupe el dinero “robado” por funcionarios corruptos para mejorar los salarios pulverizados por la inflación, además de atender necesidades de escuelas y hospitales.

Coreando consignas como “Si hay para robar, hay para pagar”, alrededor de 500 manifestantes marcharon en Caracas, vigilados de cerca por agentes policiales, algunos de los cuales grabaron con drones la protesta.

Hicieron hincapié en los desvíos de fondos en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) develados hace una semana por el propio dictador socialista Nicolás Maduro, que involucran a altos funcionarios, hoy detenidos.

“Expropiar a los corruptos (para) recuperar lo robado”, “Sí, hay mucho dinero para la corrupción, pero no hay dinero para sueldos y pensiones dignas”, “El dinero alcanza cuando nadie se lo roba”, “¿Cuántos salarios justos se pudieron haber pagado con 3.000 millones de dólares?”, decían pancartas exhibidas en la marcha.

La docente Yhira Novoa, de 45 años, viajó desde Barinas, tierra natal del fallecido ex presidente Hugo Chávez a unos 500 kilómetros de Caracas. Dicen que “no hay dinero y resulta que se pierde una millonada”, señaló la manifestante.

El salario mínimo -vigente desde marzo de 2022- equivale a unos 5 dólares, frente a los 482 dólares requeridos en febrero de este año para costear la canasta alimentaria, según estimaciones privadas.

“Vemos gente que llegó desnuda al gobierno y ahora tienen yates, mansiones, mientras el pueblo está pelando”, dijo por su parte, Adnar El Asmar, ingeniero civil de 68 años.

“Nuestras escuelas están por el piso, nuestros profesores renunciando, nuestros niños sin maestros, nuestros hospitales sin enfermeros, sin camilleros, y los pacientes a la deriva”, lamentó.

A propósito de la nueva “cruzada” anticorrupción, el fiscal Tarek William Saab, informó de una veintena de detenidos entre funcionarios y empresarios. Afirmó que desde 2017 han investigado 31 “tramas de corrupción” en PDVSA con 194 arrestos.

Aunque no se han revelado cifras oficiales, reportes de prensa sitúan el desfalco en unos 3.000 millones de dólares. El diputado del chavismo Hernnam Escarrá habló de hasta 23.000 millones, aunque más tarde negó dicha versión.

Bajo el lema “los honestos somos más”, miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) marcharon el sábado en apoyo a Maduro.

El diputado Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, dijo este lunes que el régimen buscará la manera de “resarcir al pueblo” de los daños causados por “los traidores a la patria”, al referirse a los funcionarios corruptos.