Trump es el primer expresidente de EE. UU. acusado de cargos penales federales

0
607

Los siete cargos contra el expresidente incluyen conspiración para obstruir y retención deliberada de documentos, según dos fuentes.

«Soy un hombre inocente», dice Trump ante acusación penal en relación a documentos clasificados

(CNN) — Donald Trump se convirtió este jueves en el primer expresidente de Estados Unidos que enfrenta cargos federalesluego de que lo acusaran en la investigación sobre el manejo de documentos clasificados. ¿De qué se trata exactamente el caso y qué está en juego? Esto es lo que debes saber sobre la acusación.

    Trump fue acusado de siete cargos federales, incluido uno en virtud de la Ley de Espionaje, según le dijo su abogado Jim Trusty a CNN este jueves. Trusty añadió que también hay cargos de obstrucción de la justicia, destrucción o falsificación de registros, conspiración y declaraciones falsas.

    Por su parte, el expresidente escribió en Truth Social este jueves que el Departamento de Justicia le había informado de la acusación y que estaba “citado a comparecer en la corte federal de Miami el martes a las 3 p.m”.

      El abogado especial Jack Smith, a cargo del caso, ha utilizado un segundo gran jurado en Miami para reunir nuevas pruebas. La oficina de Smith se negó a comentar sobre la acusación.

      Trump niega cualquier delito y dice que la investigación tiene motivaciones políticas.

      ¿Qué investiga el Departamento de Justicia?

      Smith ha investigado el manejo que le dio Trump a registros de seguridad nacional, tanto en su residencia de Mar-a-Lago como en otros lugares. Su equipo trata de determinar si Trump o sus asistentes cometieron delitos al conservar los documentos luego de que su presidencia terminara. Esos eran documentos confidenciales del gobierno que Trump no tenía derecho legal a retener, dijeron los fiscales en documentos judiciales.

        Los fiscales también investigan si Trump o sus aliados obstruyeron la investigación.

        No es inusual que los expresidentes se queden accidentalmente con algunos documentos clasificados cuando se mudan de la Casa Blanca.

        Específicamente, el presidente Joe Biden y el exvicepresidente Mike Pence encontraron documentos clasificados en sus hogares, de sus respectivas épocas en la vicepresidencia. Pero el caso de Trump parece ser mucho más serio, debido al gran volumen de registros clasificados involucrados y por sus repetidos esfuerzos para obstaculizar a los funcionarios federales que intentaron recuperarlos.

        Como parte de la investigación, los testigos han  dado su testimonio ante los jurados investigadores de Smith en la ciudad de Washington y Miami, según los informes de CNN.

        ¿Qué leyes pudieron infringirse?

        Los fiscales revelaron los estatutos específicos que estaban investigando cuando registraron Mar-a-Lago el año pasado, una búsqueda que descubrió docenas de documentos clasificados, incluso después de que el equipo de Trump jurara que habían entregado todo.

        Sin embargo, eso fue antes de que Smith se hiciera cargo de la investigación como fiscal especial, y no significa que estos sean los únicos delitos posibles que está examinando. Proporciona una hoja de ruta de posibles cargos, porque al buscar la orden de allanamiento de Mar-a-Lago, los fiscales tenían que convencer a un juez de que había una causa probable de que encontrarían pruebas de estos delitos.

        El primero es 18 USC 793, que forma parte de la Ley de Espionaje. Esa ley federal se ocupa de la retención ilegal de “información de defensa nacional”, un término amplio que abarca documentos clasificados y otros materiales confidenciales del gobierno. Esta ley puede aplicarse a las personas que están autorizadas a manejar información clasificada pero que, a sabiendas, mantuvieron el material en un lugar no seguro, o a las personas que, en primer lugar, no deberían poseer la información.

        El segundo es 18 USC 2071, que se ocupa de la eliminación ilegal de registros gubernamentales de la custodia estadounidense.

        El tercero es 18 USC 1519, que es obstrucción de la justicia. Esto podría entrar en juego si los fiscales concluyen que Trump o sus asistentes intentaron intencionalmente impedir su investigación, moviendo cajas para que los fiscales no encontraran documentos clasificados, posiblemente cuestionando el cumplimiento de citaciones, incluidas las cintas de vigilancia que los fiscales creen que captaron el movimiento de las cajas, al no cumplir en su totalidad con una citación, o al jurar falsamente que todos los archivos clasificados habían sido devueltos.

        ¿Por qué sucede esto en Florida?

        Los expertos legales han especulado que Smith explora llevar partes o la totalidad de un caso penal a la corte federal de Florida en lugar de a la corte federal de Washington, o posiblemente, además de Washington. Los fiscales no pueden simplemente presentar cargos donde lo deseen: deben establecer que tienen el lugar adecuado y están obligados a conectar parte del delito con el lugar donde se presenta el caso.

          Una cantidad significativa de la conducta bajo investigación ocurrió en Mar-a-Lago, ubicado en Palm Beach.

          Un importante fiscal del equipo del fiscal especial Robert Mueller coescribió previamente un análisis de los obstáculos que Smith tendría que superar si quiere llevar el caso a Washington en lugar de a Florida, donde el grupo de jurados podría ser más amigable con Trump.

          ¿Quién testificó ante el jurado investigador de Florida?

          El exvocero de Trump, Taylor Budowich, quien ahora dirige un super PAC pro-Trump, compareció ante el jurado investigador con sede en Florida el miércoles y testificó durante menos de una hora. Después de salir del juzgado, tuiteó que “cumplió con la obligación legal de testificar ante un jurado investigador federal” y que “respondió todas las preguntas con honestidad”.

          Es la primera persona que es nombrada públicamente como testigo ante el jurado investigador de Smith en Florida. Sin embargo, CNN informó anteriormente que “múltiples testigos” han comparecido ante el jurado investigador de Florida en las últimas semanas, y se espera al menos uno más después de Budowich.

          Katelyn Polantz de CNN contribuyó a este informe.