TSJ ha atentado 14 veces contra el derecho a la asociación en lo que va de año

0
363

En lo que va de año, el Tribunal Supremo de Justicia -TSJ-, controlado por el gobierno de Nicolás Maduro, ha violado en 14 ocasiones el derecho a la asociación. Dos de los casos más recientes son las intervenciones de la Cruz Roja Venezolana y del Partido Comunista de Venezuela por parte de la Sala Constitucional de la corte.

Estos dos incidentes, destacados por la ONG Transparencia Venezuela en su página web llamada «Suprema Injusticia», indican que hay un patrón de intervenciones que violan las diferentes expresiones de la sociedad civil en el país. Esta situación ha sido denunciada por cientos de organizaciones venezolanas, internacionales e individuales.

Según la investigación llevada a cabo por el equipo, el TSJ ha emitido otras 12 sentencias en lo que va de 2023, en las cuales se ha entrometido en los asuntos internos de agrupaciones privadas. De estas sentencias, 11 fueron emitidas por la Sala Electoral y las restantes por la Sala Constitucional.

En 4 de los 12 casos (33,3%), la máxima corte venezolana no solo ha impedido o anulado las elecciones internas de organizaciones civiles, sino que también ha impuesto una directiva o ha ordenado a otra instancia hacerlo.

La Asociación Civil Puerto Encantado fue una de las afectadas, ya que el TSJ le designó cuatro directores y les ordenó realizar elecciones. La Federación Venezolana de Surf también se vio perjudicada, ya que su presidenta Thaina Luna fue destituida como castigo por desacatar una orden de la Sala Electoral de celebrar elecciones y renovar las autoridades.

Además, las elecciones en la Federación Nacional de Ganaderos, celebradas el 5 de noviembre del año pasado, fueron suspendidas por supuestas irregularidades que pusieron en duda la transparencia del proceso. El tribunal ordenó a la junta directiva saliente mantenerse en sus cargos mientras los magistrados evaluaban el asunto.

Otro caso destacable es el de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, seccional Bolívar. El tribunal suspendió sus elecciones y ordenó a la antigua directiva mantenerse en sus puestos de forma temporal.