Universidad Central de Venezuela celebra elecciones para renovar sus autoridades después de 15 años

0
862

Este viernes 26 de mayo, la Universidad Central de Venezuela, la primera institución académica fundada en 1721 como Universidad de Caracas, llevará a cabo elecciones para renovar sus autoridades. Un total de 293 cargos, incluyendo el cuerpo rectoral compuesto por rector, vicerrectores académico y administrativo, y secretario, serán elegidos en este proceso.

El Nacional

Para la comunidad ucevista, estas elecciones representan una celebración esperada durante 15 años. Lo que solía ser una «rutina democrática» en la universidad más emblemática del país, en la que se elegían libremente y sin interferencias indebidas las autoridades rectorales, decanales y profesorales, se convirtió en un conflicto jurídico que evidenciaba la intención del régimen de someter a su arbitrio la vida de las universidades públicas.

En 2009, se incorporó una disposición a la Ley Orgánica de Educación (LOA) que establecía el voto «igualitario» de docentes, estudiantes, empleados, obreros y egresados, lo cual eliminaba de facto la finalidad académica de la institución y contradecía normas constitucionales, erosionando el régimen de autonomía de las universidades públicas.

Las universidades se negaron a convocar elecciones bajo esta imposición y, finalmente, después de un fallo del Tribunal Supremo de Justicia, la UCV podrá renovar sus autoridades este viernes mediante un reglamento electoral transitorio. Este reglamento amplía el sufragio de todos los sectores de la vida universitaria, pero asigna un peso distinto al voto de cada uno. Por ejemplo, el voto profesoral tendrá una relación 1/1, mientras que el de los egresados será 20/1.

Las universidades públicas, al igual que todos los sectores del país, han sufrido las consecuencias del empobrecimiento derivado de la destrucción económica de empresas e industrias, tanto públicas como privadas. Esto ha resultado en presupuestos cada vez más deficitarios. Además, el éxodo masivo de venezolanos ha afectado la planta docente, reduciendo el número de alumnos y el personal de empleados y obreros, quienes se han visto obligados a buscar otras formas de subsistencia.

En medio de estas dificultades, la UCV se mantiene viva y activa, como lo demuestra el amplio y cívico debate que ha tenido lugar en salones, pasillos, medios y plataformas durante este proceso electoral. Este proceso no solo busca renovar las autoridades, sino también asumir el desafío de gestionar la transformación de esta centenaria institución. Un futuro mejor para la UCV es también un futuro mejor para el país, que anhela progreso y convivencia democrática.

El desafío comienza con la participación de todos en las elecciones de este viernes, ya que es a través de la participación de todos, tanto en el país como en las instituciones, que se renovará la esperanza de cambio y se enviará un poderoso mensaje a todos los venezolanos.