Venezolanos deben pagar hasta 40 dólares por una bombona de gas doméstico en el mercado negro

@DolarToday / Oct 31, 2020 @ 7:00 pm

Venezolanos deben pagar hasta 40 dólares por una bombona de gas doméstico en el mercado negro
A man buys a gas cylinder at a distribution point in Caracas, Venezuela August 8, 2017. Picture taken August 8, 2017. REUTERS/Andres Martinez Casares

Con solo recibir una llamada vendedores informales realizan despachos de cilindros. Los más grandes pueden costar hasta $70

Por Francis Tineo / el-carabobeno

Gustavo Andrade tiene 20 años trabajando en un carrito de perros calientes de La Isabelica. Para mantener el negocio a flote recurrió al mercado negro donde una bombona de gas mediana le cuesta $40.

Andrade necesita al menos dos cilindros de 18 kilogramos al mes, así que empieza a trabajar antes del mediodía con la esperanza de que las ventas le alcancen para pagar la renta del escaso recurso. Le aterra quedarse sin ingresos en tiempos de crisis. “Cuando se me está acabando ya voy pidiendo la otra porque estar sin producir en esta situación tan ruda es desesperante”.

Al perrocalentero en ocasiones le despachan bombonas pequeñas por 20 dólares, pero cuando su proveedor se complica con la entrega, recurre a otros contactos que le cobran hasta $30 por 10kg de gas. “Entre más difícil se ponga, más se aprovechan”.

Jorge Izquierdo reside en Vienda Rural de Bárbula y también se ha visto forzado a adquirir por las vías irregulares el servicio. Luego de seis meses sin recibir gas decidió recurrir a los vendedores informales que en su sector le cobran hasta 25 dólares por el cilindro pequeño.

Entrega inmediata
“Eso es dando y dando”, explicó Sonia Naveda, dueña de un puesto de empanadas. Ella entrega su bombona vacía a cambio de una llena y hasta que no se efectúe el intercambio no suelta los verdes. Trata de tener cuidado en ese tipo de negocios porque ha escuchado muchos rumores de estafas.

No todos los distribuidores ofrecen una entrega inmediata. Yuraleisy Gámez trabaja en una cachapera y hace el pedido con un mes de anticipación. Las ganancias son cada vez más reducidas porque los gastos son mayores, pero prefiere pagar en dólares la bombona antes que no llevar alimentos a su familia.

Gabriel Obispo también trabaja en un puesto de comida y desde hace tres meses compra cilindros en divisas para subsistir. Le despachan a más tardar en una semana. “Duramos dos meses cerrados por la escasez y ahora compramos bombonas de 43 kilos en 50 dólares, pero hay quienes la venden a 70. Eso nos dura quince días”.

En Carabobo obtener el servicio por las vías legales es cada vez más difícil. En los últimos meses las denuncias por falta de gas han incrementado y aunque las comunidades y consejos comunales tengan organizados los operativos, ya pagos en su mayoría, los ciudadanos siguen esperando de tres a 6 meses por la llegada de las bombonas.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*