Venezuela arriesga referéndum sobre el disputado Esequibo

0
424

Venezuela ha convocado un referéndum consultivo sobre el territorio en disputa del Esequibo, que plantea la creación de un estado en esa zona y la nacionalización de sus habitantes. El gobierno de Guyana lo considera «ilegal» y llama a «resistir».

La propuesta surgió en septiembre desde el Parlamento, en medio de tensiones por las licitaciones petroleras realizadas por Guyana en áreas marítimas pendientes de delimitación.

La consulta se llevará a cabo el 3 de diciembre y ha sido criticada por expertos por su naturaleza «política» y la posibilidad de debilitar la posición de Venezuela en la disputa, que está siendo resuelta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Según el exvicecanciller Alejandro Flemming, los temas vitales como la soberanía y la integridad territorial no suelen ser sometidos a consulta, ya que existe el riesgo de que se vote en contra. Por su parte, el abogado constitucionalista Juan Rafalli advierte que un resultado adverso sería simplemente inconstitucional y que es obligación del presidente y los organismos de seguridad defender la soberanía.

El Esequibo, un territorio de 160.000 km2 rico en minerales y biodiversidad, ha sido administrado por Guyana y reclamado por Venezuela durante más de un siglo. Venezuela defiende el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 con el Reino Unido antes de la independencia guyanesa, que establece bases para una solución negociada y desconoce los límites establecidos en un laudo anterior de 1899 suscrito en París, que defiende Georgetown.

La disputa se intensificó en 2015 tras el descubrimiento de yacimientos petroleros por parte de ExxonMobil, empresa a la que Venezuela acusa de ser «lacaya» de Guyana.

El referéndum consultivo, que no es vinculante, consta de cinco preguntas que abarcan el apoyo y el rechazo a ambos laudos, así como la cuestión de desconocer la jurisdicción de la CIJ, a pesar de que el gobierno ya la reconoce. La quinta pregunta se refiere a la creación del estado Guayana Esequiba y el desarrollo de un plan acelerado para atender integralmente a la población actual y futura de ese territorio, incluyendo la concesión de ciudadanía y cédula de identidad venezolana.

Hasta ahora, esa región se ha identificado en los mapas como «zona en reclamación». Guyana ha calificado la pregunta de «perniciosa» en un comunicado y ha llamado a «resistir», argumentando que la confiscación de un territorio constituiría un crimen internacional de agresión.

Mark Kirton, profesor de Relaciones Internacionales en Georgetown, ha destacado que esta vez el conflicto ha escalado más allá de lo habitual y se está hablando de anexión. Por otro lado, Flemming destaca la importancia de la participación en esta convocatoria, que tiene un alto contenido político. Según él, una participación óptima sería del 75% para que no haya dudas de que todo el pueblo está a favor de la reclamación del Esequibo.

Rafalli considera que el referéndum tiene como objetivo demostrar capacidad de movilización y despertar el nacionalismo, a un año de las elecciones presidenciales.

En cuanto a la situación en el terreno, Kirton dice que Guyana no puede combatir a Venezuela debido a su tamaño y recursos limitados, por lo que deben trabajar para mantener el apoyo diplomático.