Venezuela asegura haber acabado con las estructuras criminales que controlaban cárceles

0
322

El Gobierno venezolano anunció el jueves que ha logrado eliminar las estructuras criminales que controlaban las cárceles del país. Esto se produce después de un operativo realizado el miércoles en la prisión de Tocuyito, la más poblada del país, y en Tocorón, considerada la cuna de la banda transnacional «Tren de Aragua».

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, afirmó que Venezuela ha puesto fin a las estructuras criminales conocidas como «pranatos» y que cualquier grupo criminal que intente reorganizarse será combatido. Según Ceballos, el Gobierno tiene el control de las cárceles gracias a un plan de reimpulso del sistema penitenciario.

Durante la intervención en Tocuyito, se encontraron 1.658 armas, entre las cuales había 158 armas de fuego, más de 1.500 armas blancas, más de 12.000 cartuchos y sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

El ministro también destacó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y los cuerpos policiales continúan buscando a los reclusos fugados en otras operaciones, contando con el apoyo internacional a través del intercambio de información entre órganos de seguridad ciudadana de Venezuela y otros países.

En septiembre, el Gobierno intervino la prisión de Tocorón con un despliegue de 11.000 agentes de seguridad, lo que llevó a la desarticulación total de la banda «Tren de Aragua». Sin embargo, el líder de la banda, Héctor Guerrero, alias «Niño Guerrero», aún no ha sido capturado.

Según el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), desde 2008, el Estado ha permitido la creación de estructuras criminales dentro de las prisiones, en las que la figura del «pranato» se ha convertido en una realidad. Estas estructuras se dedican al contrabando de armas y drogas, el sometimiento de los internos, la organización de eventos y fiestas, entre otras actividades ilegales.