Venezuela: liberan a militares de la Operación Armagedón

0
318

Siete militares que fueron encarcelados por su presunta participación en la denominada Operación Armagedón, con el objetivo de sabotear las elecciones presidenciales de 2018 en Venezuela, han sido liberados. Estos militares eran considerados presos políticos y su liberación ha sido confirmada por la diputada y precandidata presidencial opositora Delsa Solórzano.

Según la abogada, diputada y precandidata presidencial opositora Delsa Solórzano, el gobierno de Venezuela ha liberado a siete militares que estaban involucrados en una operación para sabotear las elecciones presidenciales en las que Nicolás Maduro fue reelegido en 2018. Estos militares eran considerados presos políticos.

La periodista Sebastiana Barráez, especialista en temas militares en Venezuela, ha indicado que en realidad son ocho los militares liberados y no siete. Según Barráez, el coronel Juan Pablo Saavedra Mejía también ha sido liberado.

Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, una ONG defensora de los derechos humanos y de los presos políticos, ha confirmado la liberación de los militares, pero ha aclarado que su organización no los defiende y desconoce bajo qué figura legal y en qué condiciones han sido excarcelados.

Los nombres de los militares liberados, que estaban en la lista de casi 300 presos políticos registrada por organizaciones no gubernamentales, son Luis De La Sotta, Carlos Macsotay Rauseo, Ruperto Molina, Ricardo González, Antonio Scola, Gustavo Carrero y Elías Noriega, según ha precisado Solórzano.

La diputada ha escrito en su cuenta de Twitter: «He podido confirmar que en medio de tanta tristeza y dolor que vivimos los venezolanos, recibimos la noticia de la liberación de siete presos políticos, de la causa de los Comandos Del Mar, que el régimen denominó ‘Operación Armagedón'».

Barráez ha precisado que tres de los militares detenidos por la Operación Armagedón, el mayor Abraham Suárez, el mayor Adrían De Gouveia y el general de brigada Nelson Morales, serán llevados a juicio.

En mayo de 2018, las autoridades venezolanas informaron sobre la detención de nueve militares que presuntamente estaban involucrados en una operación llamada «Armagedón». Según el gobierno, este supuesto plan buscaba desestabilizar los poderes públicos mediante el sabotaje de las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018.

La oposición venezolana desconoció estas elecciones por supuesto fraude e inconstitucionalidad y consideró que Nicolás Maduro, quien resultó reelegido, usurpó la Presidencia en enero de 2019 al juramentarse para un segundo mandato.

En mayo de 2023, los militares detenidos tras la filtración de un documento obtenido por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) cumplirán cinco años desde su arresto, sin haber recibido una sentencia. Varias ONG alegan que han sido sometidos a torturas.

El capitán de corbeta Carlos Macsotay Rauseo, el mayor Ricardo González Torres y el teniente de navío Antonio Scola Lugo comenzaron una huelga de hambre el pasado 21 de septiembre debido al retraso en sus juicios.

Alonso Medina Roa, abogado de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, denunció en mayo la violación del derecho a la salud de los militares. Señaló que algunos de los detenidos, como el mayor Abraham Suárez, presentaban un estado de salud delicado y no habían recibido atención médica oportuna.