Venezuela pide al presidente de Guyana desechar «carrera bélica» en disputa territorial

0
284

El Gobierno de Venezuela hizo un llamado al presidente de Guyana, Irfaan Ali, para que abandone la idea de usar la fuerza militar en la disputa territorial que mantienen ambos países por una extensión de tierra de casi 160,000 kilómetros cuadrados. En su lugar, Venezuela propuso retomar el diálogo como la vía para resolver esta controversia.

En un comunicado difundido por el canciller Yván Gil en las redes sociales, el Gobierno venezolano expresó su rechazo a las declaraciones del presidente guyanés, quien afirmó que todo el territorio de la Guayana Esequiba pertenece a Guyana. Caracas calificó estos comentarios como «belicistas» y argumentó que demuestran una actitud contraria a los compromisos establecidos en el Acuerdo de Ginebra de 1966, el cual consideran como el único instrumento jurídico válido y depositado en la ONU para resolver esta disputa por medio de negociaciones.

El Acuerdo de Ginebra establece que ambas partes deben resolver de manera satisfactoria y amistosa la controversia territorial. Sin embargo, Venezuela ha solicitado a las empresas que han recibido autorización de Guyana que eviten la exploración y explotación de petróleo en la zona marítima en disputa, que según el Gobierno de Maduro, aún no ha sido delimitada.

La Guayana Esequiba es una región rica en recursos naturales y minerales, y ha sido objeto de disputa entre Venezuela y Guyana. Recientemente, la Corte Internacional de Justicia se declaró competente para decidir sobre este asunto, una decisión que Venezuela ha rechazado.

Guyana se basa en un laudo arbitral de 1899, en el cual se le adjudicó el territorio, que en aquel entonces estaba bajo el dominio del Reino Unido. Sin embargo, Venezuela protestó inmediatamente esta decisión y ha mantenido su reclamo a lo largo de los años.

La situación en la Guayana Esequiba se encuentra en un nuevo episodio de tensión, y aunque el diálogo sigue siendo una opción, la posición de ambos países sigue siendo firme en cuanto a sus reclamos territoriales.