Venezuela registra la inflación anualizada más alta en el mundo

0
449

Venezuela lidera actualmente el ranking como la economía con el mayor costo de vida en el mundo, teniendo una tasa anualizada de inflación del 404%, según datos de Trading Economics. Durante el mes de junio, los precios aumentaron en promedio un 8,5%, con incrementos significativos en sectores como servicios (19,5%), alquiler de viviendas (6,9%), alimentos y bebidas no alcohólicas (7%), y gastos relacionados con el transporte (9,1%), según el Observatorio Venezolano de Finanzas.

Aunque expertos habían declarado que la hiperinflación en Venezuela había llegado a su fin en febrero, la inestabilidad económica podría llevar al país a enfrentar nuevamente este fenómeno financiero. Otros países como Líbano, Siria, Argentina, Zimbabue, Sudán y Surinam también se encuentran en la lista de naciones con una alta inflación anualizada.

José Ignacio López, director de estudios económicos de Corficolombiana, señala que los países con mayor inflación en América Latina, como Venezuela, han utilizado a los bancos centrales como fuente de financiamiento del gobierno, lo cual ha demostrado ser perjudicial y ha generado una inflación persistente. López destaca que aquellos países que no tienen bancos centrales independientes también presentan altos índices de inflación.

Líbano ocupa el segundo lugar en el ranking de inflación, con una tasa del 253%, aunque esta es 6,6 puntos porcentuales inferior al mes anterior. Por otro lado, Siria se encuentra en el tercer puesto, con una inflación del 139%. Argentina, que recientemente celebró elecciones primarias, ocupa el cuarto lugar, con una inflación del 116%, lo cual será uno de los principales desafíos para el nuevo presidente del país.

Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, destaca que los países con mayor inflación son aquellos que no manejan adecuadamente la política monetaria y cambiaria, lo cual provoca una devaluación significativa de la moneda y presiona al alza los precios. Sin embargo, un informe reciente de Moody’s Analytics señala que la inflación en América Latina ha comenzado a disminuir en la mayoría de los países, a excepción de Argentina y Venezuela. Esto se debe a las condiciones monetarias restrictivas y a la moderación de los precios internacionales gracias a la normalización de las cadenas de suministro a nivel global.