Venezuela: Sociedad civil alerta sobre escalada de persecución, gobierno de Maduro denuncia conspiración

0
214

Denuncian persecución contra la disidencia en Venezuela tras la detención de un líder gremial

En Venezuela, miembros de la sociedad civil han alzado su voz para denunciar los continuos actos de persecución contra la disidencia, luego de la reciente detención de un líder gremial que estaba demandando derechos laborales.

Diversos sectores de la sociedad civil venezolana, incluidos dirigentes sindicales, han expresado su rechazo ante la detención de un líder gremial que, según la fiscalía, estaría involucrado en «actividades contra la paz de la República».

Víctor Venegas, profesor y presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación (FENATEV) en el estado Barinas, fue detenido sin orden judicial junto a su hermano, José Gregorio Venegas, el miércoles pasado.

En un video grabado minutos antes de su detención, Venegas afirmó: «No hemos hecho absolutamente nada malo, lo que hemos hecho es defender a los trabajadores. No tengo ninguna enfermedad, nos van a llevar secuestrados».

Venegas, quien es militante de Vente Venezuela, el partido de la candidata presidencial María Corina Machado, fue trasladado a una de las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en Caracas.

María Corina Machado, por su parte, calificó la detención de Venegas como una escalada en la «arremetida represiva» contra la disidencia, y exigió su liberación inmediata, el respeto a sus derechos y el cese total de la persecución política en Venezuela.

La detención de Venegas ha sido condenada no solo por la sociedad civil venezolana, sino también por figuras internacionales. El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció la «detención arbitraria» de Venegas y exigió su liberación inmediata y el respeto a su estado de salud.

El Ministerio Público de Venezuela afirmó que la detención de Venegas se debió a su presunta participación en una conspiración recientemente descubierta «contra el pueblo venezolano», alegando que él formaba parte de un grupo que pretendía llevar a cabo acciones violentas en el estado Barinas. Sin embargo, organizaciones sindicales han condenado esta detención y han pedido al gobierno que deje de satanizar la lucha de los trabajadores por sus derechos en el país.

Cabe mencionar que esta detención se produce casi un mes después de la liberación de varios presos políticos en Venezuela, como parte de las negociaciones que llevaron a Estados Unidos a liberar a Alex Saab, un cercano aliado de Maduro, a cambio de ciudadanos estadounidenses encarcelados en Venezuela.

La detención de Venegas y la persistencia de la persecución política en Venezuela han generado preocupación en la sociedad civil y en organizaciones de derechos humanos. Existe el temor de que estas acciones represivas puedan desencadenar protestas y movilizaciones en el país.