Venezuela y Guyana rebajan la tensión durante la cumbre de la Celac

0
277

Durante la octava cumbre anual de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en San Vicente y las Granadinas, Venezuela y Guyana mostraron un acercamiento y una disminución de las tensiones fronterizas. El presidente guyanés, Irfaan Ali, expresó su voluntad de dialogar con el presidente venezolano Nicolás Maduro para mejorar la relación entre los dos países y buscar la paz y la prosperidad en la región.

La situación del territorio del Esequibo, rico en petróleo y administrado por Guyana pero reclamado por Venezuela, fue el tema principal de la cumbre. Sin embargo, gracias a la mediación de la Celac, los líderes de ambos países se comprometieron a no utilizar la fuerza y a no aumentar la tensión.

Durante la cumbre, Ali y Maduro intercambiaron regalos y estrecharon la mano, simbolizando el acercamiento entre las dos naciones. Ali le entregó a Maduro una botella de ron y una medalla de su país, mientras que Maduro agradeció el gesto con una caja llena de productos venezolanos.

La cumbre también contó con la presencia de líderes de izquierda como Luiz Inácio Lula da Silva, Gustavo Petro y Miguel Díaz-Canel, así como del secretario general de la ONU, António Guterres. Sin embargo, países gobernados por la derecha enviaron representantes de menor nivel.

Guterres destacó la importancia de la paz en América Latina y el Caribe, pero también advirtió sobre la violencia en Ecuador y Haití. En el caso de Ecuador, hizo hincapié en la necesidad de una solución política y de brindar apoyo financiero para superar la crisis actual.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, llamó a la paz en la región y rechazó cualquier interferencia de potencias extranjeras en los asuntos de la Celac. En su discurso, Castro instó a resolver las diferencias entre los países miembros sin intromisiones externas y con el diálogo como herramienta.

El presidente colombiano, Gustavo Petro, criticó la guerra contra las drogas liderada por Estados Unidos y la calificó de fracasada. Petro afirmó que esta estrategia ha causado un genocidio de un millón de latinoamericanos en el último medio siglo y señaló que se necesita un enfoque basado en la prevención y la salud pública.

En la cumbre también se abordaron otros temas, como el conflicto en Gaza. El expresidente brasileño, Lula da Silva, propuso una moción para exigir el fin inmediato de la campaña militar israelí en Gaza, a la que calificó de genocidio. Más de 30.000 personas han perdido la vida en las operaciones militares en Gaza desde octubre, según Hamás.

En resumen, la cumbre de la Celac fue escenario de un acercamiento entre Venezuela y Guyana, quienes mostraron su voluntad de buscar la paz y mejorar sus relaciones. También se abordaron otros temas de importancia regional, como la violencia en Ecuador y Haití, y se hicieron críticas a la guerra contra las drogas liderada por Estados Unidos.