Víctimas del Tren de Aragua obligadas a prostituirse solo descansaban cuatro horas diarias

0
375

Un venezolano acusado de hacer parte de la banda de tráfico sexual se declaró no culpable

El Nacional

En Luisiana, Estados Unidos, detuvieron a tres sujetos vinculados con el Tren de Aragua que obligaban a inmigrantes venezolanas a prostituirse. A las víctimas las engañaron en Venezuela, ofreciéndoles ayuda para alcanzar el “sueño americano”.

Los acusados ofrecían apoyo a las mujeres para cruzar la frontera de México, prometiéndoles vivienda y empleo en Estados Unidos. Sin embargo, las víctimas quedaron atrapadas en una red de trata.

Trascendió que una de las víctimas llamó al 911 y pidió ayuda, lo que permitió a las autoridades capturar a los sujetos. Dos de las mujeres señalaron que eran obligadas a tener sexo con desconocidos para pagar una deuda impuesta por los delincuentes.

Ambas víctimas contaron que solo las dejaban descansar entre las 4:00 am y las 8:00 am, siempre que no fueran solicitadas por algún cliente en ese horario, según reseñó en exclusiva El Nuevo Herald.

Un detenido se declaró “no culpable”
Un venezolano acusado de hacer parte de la banda de tráfico sexual y de inmigrantes con nexos con el grupo criminal Tren de Aragua se declaró no culpable el jueves en una corte federal de Luisiana, informó la agencia EFE.

Albert Machado, de 23 años, es el primero de tres venezolanos nombrados en una investigación de tráfico sexual y de personas presentada en una corte federal en Baton Rouge, según informó la televisora WAFB.

Josmar Jesús Zambrano Chirinos y Osleidy Vanesa Chourio Díaz también forman parte de la acusación federal, que comenzó con una alerta de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) en El Paso (Texas).

Según los documentos judiciales citados por CNN, una víctima no identificada informó a las autoridades fronterizas que Zambrano Chirinos lideraba una banda de tráfico sexual bajo el mando del Tren de Aragua en Estados Unidos.

Las autoridades encontraron en una vivienda dinero en efectivo, condones usados, teléfonos celulares con clientes potenciales que pedían los servicios de las mujeres y libros de contabilidad que supuestamente documentaban cuánto dinero ganaba cada mujer diariamente y cuánto debía.

Machado dijo a los agentes que le ofrecieron trabajo en Luisiana para manejar un prostíbulo y que aceptó porque necesitaba el dinero. La corte fijó una nueva audiencia para julio.

Si lo declaran culpable de un delito grave de tráfico sexual, Machado enfrentará de 15 años a cadena perpetua y una multa de hasta 250.000 dólares. Además, por ocultar o albergar a extranjeros para beneficio, se enfrenta a una pena de hasta 10 años de cárcel.

Zambrano Chirinos y Chourio también se encuentran en custodia federal y esperan su día en corte. Asimismo, los tres acusados enfrentan la deportación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí