Wilson lanza balón de basquetbol sin aire e impreso en 3D, con un precio de 2.500 dólares

0
540

La compañía de productos deportivos, Wilson, acaba de presentar su más reciente creación. Se trata de un balón de basquetbol impreso en 3D y que tiene la particularidad de no necesitar aire para mantenerse en forma.

El nuevo Airless Gen1, que estará disponible al público en general a partir del 16 de febrero, tendrá una valorización de US$ 2,500.00. Del mismo modo, la marca deportiva señaló que solo habrán 200 balones en stock.

“Era hora de llevar al mundo esta innovación única en su tipo. Wilson ha llegado a donde ninguna marca ha llegado antes con el lanzamiento del balón de baloncesto Airless Gen1, inspirando aún más a la próxima generación de innovación deportiva”, expresó entusiasmado Kevin Murphy, director general de deportes de equipo de Wilson, en la presentación de Airless.

Cabe resaltar que el prototipo de este novedoso producto fue presentado en el 2023. Según se comentó en aquella oportunidad, el balón fue desarrollado en conjunto con los especialistas en diseño 3D General Lattice, el fabricante de impresoras 3D EOS y la compañía de pos procesamiento DyeMansion.

En cuanto al alto precio de la pelota y su limitada disponibilidad, Nadine Lippa, Gerente de Innovación de Wilson, señaló que esto se debe a los grandes desafíos que presenta el fabricar este tipo de innovación.

“El equipo de Wilson trabajó en el prototipo de Airless durante años antes de presentarlo por primera vez en el Fin de Semana de las Estrellas de la NBA en 2023“, agregó.

Por otro lado, podemos apreciar que el balón presenta una estructura reticular, además de contar con ocho “lóbulos” en forma de paneles, lo que elimina la necesidad de inflarlo antes de su uso.  El Airless Gen1 estará a la venta en colores neutrales: negro azabache, marrón y blanquecino. 

“Hemos creado unos agujeros extra en los canales de la pelota, que son como la franja negra que verías alrededor de una pelota de baloncesto convencional”, destaca Lippa.

Con el lanzamiento de este nuevo producto, Wilson espera que la comercialización de su balón sin aire impulse el interés hacia la industria en la impresión 3D, y que brinde una mayor adopción elimine de gran forma los desafíos que presenta la retención de aire en la fabricación de pelotas. “Trabajar con impresoras 3D ofrece ventajas de sostenibilidad y permite adaptar rápidamente los productos para satisfacer las necesidades de los clientes”, concluyó.

Con información de MercadoNegro