Zoológico, discoteca, piscinas y restaurantes: lo que encontraron dentro de la cárcel de Tocorón

0
877

Después de llevar a cabo un importante operativo el miércoles 20 de septiembre, las autoridades policiales y militares tomaron el control del Centro Penitenciario de Tocorón, ubicado en el estado Aragua. Durante esta intervención, se descubrieron no solo armas, municiones y motocicletas, sino también instalaciones inesperadas como un zoológico, una discoteca, piscinas, restaurantes y mucho más.

Durante años, esta prisión ha sido conocida como un centro de operaciones para diversas bandas delictivas, incluyendo al Tren de Aragua, cuyas actividades criminales, como extorsión, secuestro, sicariato, robos y trata de personas, se han extendido a siete países de América Latina, como Perú, Chile, Ecuador y Colombia.

El líder de esta banda es Héctor Rusthenford Guerrero Flores, conocido como el Niño Guerrero, quien ha estado controlando la cárcel durante mucho tiempo. Sin embargo, su paradero actual es desconocido, lo que sugiere que pudo haber escapado antes del operativo.

Dentro de la prisión, las autoridades venezolanas encontraron armamento comparable al utilizado por las fuerzas estatales, como metralletas, granadas, miras telescópicas, rifles y teléfonos inteligentes, entre otros.

También se descubrieron una serie de túneles, a través de los cuales algunos presos podrían haber escapado, aunque no se sabe cuántos. El ministro de Interior, Remigio Ceballos, afirmó haber evitado una fuga masiva, pero también mencionó que la búsqueda de otros individuos continuará en una segunda fase de la operación.

Cuando los funcionarios lograron abrir las puertas de la prisión, que debería haber estado bajo el control y la seguridad del Estado, se encontraron con familias enteras, abuelas, mujeres y niños que acompañaban a los reclusos, a pesar de que solo se permitía la pernocta los fines de semana.

En las afueras del edificio de la prisión había una serie de ranchos construidos con electricidad y antenas de televisión por cable, un área conocida como El Mercado, que sufrió daños significativos durante el operativo.

Durante la inspección, los funcionarios también encontraron una sala de máquinas de minería de Bitcoin, motocicletas de alta y baja cilindrada, un parque infantil, heladerías, restaurantes, una piscina, un estadio de béisbol y una discoteca llamada Tokio, según información publicada por el portal Crímenes Sin Castigo.

En 2021, un informe de la Alianza Rebelde Investiga (ARI) ya había revelado la existencia de un estadio de béisbol dentro de la cárcel, según testimonios de funcionarios de seguridad y familiares de los reclusos de Tocorón.

Además, una investigación periodística de 2017 mostró imágenes de la discoteca llamada Tokio que operaba en el lugar. También hay múltiples videos en YouTube que muestran las instalaciones de la prisión, a las que los reclusos y los visitantes tienen acceso para celebrar.

En 2015, circuló un rumor en las redes sociales sobre el funcionamiento de un reconocido banco dentro de la prisión, pero en realidad se trataba de un lugar donde se depositaban las causas y los reclusos podían solicitar préstamos con intereses de hasta el 20%, que debían pagar al líder de la prisión, según un reportaje de Runrunes.

Investigaciones periodísticas y imágenes difundidas en redes sociales también han confirmado la existencia de otros centros recreativos dentro de Tocorón, como una piscina, un zoológico, un centro hípico y un restaurante.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) afirmó el miércoles que la intervención policial y militar llevada a cabo en la cárcel de Tocorón fue negociada con los líderes de la organización criminal transnacional Tren de Aragua.

«Si bien estamos a favor de que se recupere el control de las cárceles que están bajo el liderazgo criminal, no creemos en tomas negociadas en las que los líderes criminales se vayan sin pagar por sus crímenes», dijo el OVP en un comunicado.

El observatorio cuestionó el número de reclusos trasladados durante la intervención. Según informes extraoficiales, la población en Tocorón era de alrededor de 5.000 privados de libertad, que luego se redujo a 3.000, pero durante el operativo solo se encontraron alrededor de 1.500.

En resumen, el operativo realizado en el Centro Penitenciario de Tocorón reveló la existencia de una serie de instalaciones sorprendentes, como un zoológico, una discoteca y piscinas, dentro de la prisión. Esta cárcel, que ha sido durante mucho tiempo un centro de operaciones para bandas delictivas, fue objeto de un operativo negociado con los líderes de la organización criminal Tren de Aragua. Aunque se logró tomar el control de la prisión, algunos reclusos lograron escapar a través de túneles.

Con Información de El Nacional