ECUADOR | Unas 10 personas detenidas por carros bomba que explotaron en Quito

0
407

El ministro del Interior, Juan Zapata, expresó su frustración con la impunidad y llamó a una acción conjunta contra este problema. Según él, los ataques de ayer fueron actos terroristas, destinados a infundir terror y miedo en la población. El Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) también ha calificado estos actos violentos como terroristas.

Este jueves, las autoridades de Ecuador informaron que se han detenido a 10 personas en relación con los dos carros bomba que explotaron recientemente en la ciudad de Quito. Según el Ministerio del Interior y la Policía Nacional, estas detenciones se llevaron a cabo como parte de la investigación en curso.

En una conferencia de prensa, el comandante general de la Policía, Fausto Salinas, reveló que una de las hipótesis que se están considerando es que detrás de estos ataques hay una banda criminal que busca demostrar su poder después de las intervenciones realizadas por las fuerzas estatales en las cárceles para desmantelar a estos grupos que controlan el interior de las prisiones. También se cree que estos ataques pueden ser una forma de protesta por los traslados de presos que han tenido lugar recientemente, ya que ambos carros bomba estaban dirigidos contra edificios relacionados con el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), el departamento estatal encargado del control y la administración de las cárceles en Ecuador.

El primer carro bomba explotó el miércoles por la noche frente a un edificio gubernamental que solía albergar oficinas del SNAI, mientras que el segundo estalló en la madrugada del jueves frente a otro edificio con oficinas del mismo organismo. Afortunadamente, ninguno de los dos ataques causó víctimas, aunque el segundo provocó daños materiales en la estructura del edificio.

En el interior de ambos vehículos se encontraron bombonas de gas, mecha lenta y aparentemente dinamita. Salinas reveló que algunos de los detenidos tienen antecedentes por robo, tenencia ilegal de armas, asesinato y asociación ilícita. Además, se descubrió que tres de los detenidos habían sido arrestados hace dos meses y liberados posteriormente, y hace quince días volvieron a ser capturados por su presunta participación en el robo de un camión en Quito, aunque la causa fue archivada.

Tanto Zapata como el comandante Salinas enfatizaron la importancia de combatir la impunidad y aseguraron que los responsables deben ser juzgados y condenados por sus acciones. Estos ataques ocurrieron después de una intervención en la cárcel de Latacunga, donde se encontraron armas y otros objetos prohibidos. El objetivo del gobierno es desarmar a las bandas criminales que controlan las cárceles y detener la ola de violencia que ha dejado más de 400 presos muertos desde 2020.

En resumen, las autoridades ecuatorianas han detenido a 10 personas en relación con los carros bomba que explotaron en Quito. Se sospecha que detrás de estos ataques está una banda criminal que busca exhibir su poder y protestar por las intervenciones en las cárceles. Afortunadamente, no hubo víctimas, pero se han generado daños materiales. Las autoridades están comprometidas en combatir la impunidad y asegurar que los responsables sean juzgados y condenados.

Infobae