13 municipios del estado Táchira se encuentran afectados por las lluvias

0
254

Desde el 21 de agosto, 13 municipios del estado Táchira han sido afectados por intensas precipitaciones. Según el último informe de Protección Civil, se han reportado 95 viviendas inundadas y 102 personas damnificadas. Los habitantes de estas áreas han solicitado ayuda a las autoridades locales para hacer frente a esta situación.

Según el medio local La Nación, el municipio San Cristóbal ha sido el más afectado debido a la fuerza del río Torbes. Los barrios San Francisco, Andrés Eloy Blanco y Brisas del Paraíso han experimentado graves problemas.

Además, el río Torbes ha socavado la calzada de la avenida Antonio José de Sucre, en dirección norte-sur, en el municipio San Cristóbal. A pesar de esto, las autoridades no han cerrado el paso, pero han colocado señales de alerta para los conductores.

En el municipio Cárdenas, colapsó la vialidad entre Zorca Pie de Cuesta y San Isidro, dejando a ambas comunidades incomunicadas. Además, algunas viviendas resultaron inundadas debido al desbordamiento de la quebrada La Zorquera.

En la jurisdicción de Fernández Feo, 22 viviendas resultaron inundadas, mientras que en el municipio Libertador se inundaron otras 17 casas. Estos datos fueron proporcionados por el director de Protección Civil Táchira.

Según informó La Nación, el caudal del río Torbes también afectó la calle principal de El Corozo, en el municipio Torbes. Esto provocó que el agua llegara a las viviendas cercanas e incluso socavó la acera frente a una casa, impidiendo que los habitantes salgan de ella. Los vecinos han vivido momentos de angustia y temor.

El 22 de agosto, un derrumbe bloqueó la entrada a Pregonero, en el municipio Uribante. Además, se registraron deslizamientos de tierra en las zonas montañosas de los municipios Sucre y Francisco de Miranda. En Queniquea y San José de Bolívar, el lodo estaba acompañado de rocas, lo que dificultó el paso hacia San Cristóbal.

Las fuertes lluvias también afectaron la vía de Quebrada Grande y El Sinaral, una zona productora de leche. Los trabajadores de la zona expresaron su preocupación, ya que el alcalde no cuenta con maquinaria para reparar los daños debido a la falta de recursos, según informó La Nación.