8 de cada 10 venezolanos consideran que el servicio eléctrico es inestable

0
331

Según una reciente investigación del Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad, 8 de cada 10 venezolanos consideran que el servicio eléctrico es inestable. Además, reportan que experimentan al menos 5 fallas o bajones en la intensidad eléctrica todos los días.

La investigación, coordinada por el economista Raúl Córdoba, se llevó a cabo en el mes de julio y recopiló datos de 12 monitores distribuidos en todo el país, encuestas a 2,300 ciudadanos, así como la revisión de información en 25 medios de comunicación digitales y 3 redes sociales. Los resultados revelaron que el 60% de los apagones reportados duraron más de 40 minutos, y de esos, el 28% se extendió por más de 2 horas. Además, el 19% de los encuestados señaló que al menos un electrodoméstico se averió como resultado de los apagones. Solo el 2% de los ciudadanos confía en que la actual administración logre solucionar los problemas en el servicio eléctrico.

La encuesta también abordó el servicio de gas doméstico por bombona, encontrando que el 30% de la población que utiliza este servicio se enfrenta a problemas en el proceso de llenado. En el interior del país, el tiempo de espera para rellenar las bombonas oscila entre 3 y 5 semanas, y el reemplazo suele requerir medio día de espera.

En cuanto al agua y saneamiento, el informe destaca que el 84% de los encuestados indicó que el esquema de racionamiento del servicio no se cumplió, reduciendo el suministro durante 1 o 2 días. Además, el 62% afirmó que después de las lluvias, el agua suele llegar más contaminada y sucia, lo que refleja el mal estado de las plantas de tratamiento.

En el ámbito de las telecomunicaciones, el 82% de la población considera que el servicio de internet proporcionado por la empresa nacional es deficiente y no cubre sus necesidades. Como resultado, el 68% ha migrado a soluciones privadas de internet, con precios que oscilan entre 20 y 60 dólares al mes. El 60% de los encuestados también señaló que el servicio de telecomunicaciones presenta muchas fallas, y el 36% experimenta entre 5 y 10 fallas al día. Además, al menos el 4% de los usuarios del servicio telefónico de la empresa estatal Cantv ha tenido su línea fija inhabilitada durante más de 2 años.

En cuanto a la vialidad, el 89% de los encuestados considera que las carreteras de Venezuela son inseguras, improductivas y con escaso mantenimiento. El 84% destacó que Caracas y Miranda tienen las mejores condiciones de vialidad, mientras que Anzoátegui y Bolívar son considerados los peores lugares en el interior del país. El 76% de los encuestados mencionó que las vías son inseguras debido a la falta de alumbrado y vigilancia, así como la presencia de baches y huecos. Además, el 72% señaló que el mal estado de las vías afecta el tren delantero de sus vehículos.

En cuanto a la recolección de residuos, el 81% de los ciudadanos considera que las cuadrillas de recolección no tienen los equipos necesarios para realizar una compactación eficiente de los residuos. Además, el 80% destacó que en las zonas con mejor desempeño en la recolección, los servicios son prestados por empresas privadas, aunque las tarifas sean elevadas. El 76% también mencionó que los contenedores están rotos o no existen en la mayoría de los casos. Además, el 72% de los encuestados desconoce los mecanismos de separación de residuos.

En cuanto a la infraestructura escolar, el 86% de los encuestados consideró que las escuelas públicas del país necesitan alguna remodelación, reparación o mejora. También se destacó que solo el 25% de las escuelas y liceos recibieron alimentos para su procesamiento al cierre del año escolar 2022-2023. Solo el 20% de las escuelas reciben apoyo público frecuente para realizar reparaciones o mejoras.

En el sector de la salud, se encontró que la red hospitalaria nacional trabaja a menos del 10% de su capacidad instalada y hay falta de insumos y personal médico. Además, solo están operativas menos de 40 ambulancias en todo el país. Los servicios de oncología atienden a menos del 30% de la demanda y las intervenciones quirúrgicas se realizan con técnicas poco innovadoras debido a la falta de equipos e insumos.

En cuanto al subsidio alimentario de las bolsas CLAP, el 78% de los encuestados preferiría que se elimine este servicio, ya que consideran que es ineficiente y esperan que mejore la economía para poder comprar lo que necesitan con su propio trabajo. El 62% también señaló que no utiliza todos los insumos de la bolsa CLAP debido a su mala calidad, y el 51% denunció irregularidades en la distribución y falta de canales de denuncia.

En resumen, la investigación del Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad revela que los servicios básicos en Venezuela presentan numerosos problemas, desde la inestabilidad del servicio eléctrico y de gas, hasta la falta de calidad en el suministro de agua, telecomunicaciones deficientes, vialidad deteriorada, problemas en la recolección de residuos, infraestructuras escolares en mal estado, deficiencias en el sistema de salud y problemas en el subsidio alimentario.