Abogado de Rocío San Miguel confirmó que familiares de la activista están desaparecidos

0
233

Juan Manuel González, abogado de Rocío San Miguel, confirmó que cinco familiares de la defensora de derechos humanos también están desaparecidos de manera forzada.

En una rueda de prensa a las afueras del Palacio de Justicia, en Caracas, explicó que desconocen el paradero de su hija Miranda San Miguel. También figuran en la lista los hermanos de la activista, Miguel Ángel y Alberto San Miguel Sosa.

Las otras dos personas son Miguel Ángel Díaz Paruta, padre de Miranda, y Alejandro González Canales, expareja de la presidenta de la ONG Control Ciudadano. 

«En el transcurso de la mañana visitamos el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y la Dirección General de Contrainteligencia Militar», dijo acerca de los lugares a los que asistieron para verificar si estaban ahí.

Acerca de las detenciones, indicó que presumen que a la hija de San Miguel y a su padre la habrían detenido también en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar. En el caso de los otros tres familiares los habrían buscado a su casa.

Caso de Rocío San Miguel

González condenó la acusación de conspiración en contra de su representada. «Esa imputación nos parece total y absolutamente absurda y carente de fundamento, todos conocen la actividad que hacía Rocío San Miguel en el país y sabemos que es una labor de documentación en el área de los derechos humanos. Eso no tiene ningún sentido, lo que sí quedó claro es que esto es un patrón claro de desaparición forzada».

El abogado criticó también la falta de información por parte del fiscal general Tarek William Saab, quien anunció que la detuvieron, pero no el lugar al que la llevaron.

La defensa de la defensora de derechos humanos explicó que en este caso aplicaron el método nazi de Sippenhaft. Esto consiste en una táctica de castigo colectivo que se basa en la detención de familiares de perseguidos o presos políticos como forma de presión.

Esta práctica se derivó como principio legal del derecho germánico de la Edad Media. Sin embargo, la adoptaron durante la Segunda Guerra Mundial por Heinrich Himmler, jefe de las SS, con la finalidad de justificar la detención y castigo de parientes de acusados del Plan Valquiria, un fallido atentado para asesinar a Adolf Hitler el 20 de julio de 1944.

Con información de El Nacional