Acusan a Elon Musk de estar frenando el tráfico de webs que no le gustan

0
412

Varios medios reportaron que Twitter estaba interfiriendo en los enlaces del New York Times, Threads y Bluesky, para que se carguen más lento.

Elon Musk estaría castigando a las webs administradas por compañías con las que se ha peleado públicamente. Varios medios y usuarios reportaron este martes que Twitter, ahora conocido como X, estaba interfiriendo en los enlaces del New York Times, Threads, Bluesky y otros portales, para que se carguen considerablemente más lento.

Quienes hicieron clic en un enlace del New York Times, por ejemplo, tuvieron que esperar unos cinco segundos antes de visualizar la página, de acuerdo con varias pruebas que hizo el Washington Post. El retraso también fue notificado por los usuarios en el foro de Hacker News.

Otros de los sitios afectados eran Facebook, Reuters, Substack e Instagram. Todos, en algún momento, atacados por Elon Musk, quien compró Twitter el año pasado.

El Washington Post explicó que el retraso afecta al dominio t.co, un servicio de acortamiento de enlaces que Twitter utiliza para procesar cada enlace publicado en su plataforma. El tráfico se enruta a través de este dominio, lo que le permite a la red social rastrear y, en este caso, limitar la actividad a la web destino.

Un usuario de Hacker News dijo que la demora inexplicable en el New York Times apareció por primera vez el pasado 4 de agosto. Es «tan consistente que obviamente es deliberado», explicó. Justo, ese mismo día, Elon Musk llamó al medio estadounidense un «apologista del genocidio racial» en respuesta a un informe sobre una polémica política en Sudáfrica. Ya antes les ha acusado de propagandista y de ser «el equivalente de la diarrea en Twitter».

El impacto de la medida de Elon Musk en Twitter

¿Tan grave es que una web tarde cinco segundos en cargar? Sí, puede implicar pérdidas millonarias para sitios como los mencionados. Un estudio de Google sobre el tráfico móvil publicado en 2016 asegura que el 53 % de las personas abandonaba una web si tardaba más de tres segundos en visualizarse.

Compañías como las afectadas suelen invertir millones de dólares para que sus portales se abran lo más rápido posible y garantizar el tráfico de usuarios. Que el tráfico caiga es algo que puede impactar directamente que los ingresos publicitarios.

Elon Musk Twitter Para ti

Charlie Stadtlander, un portavoz del New York Times, dijo en un comunicado que habían confirmado con mediciones propias el retraso. El medio «no ha recibido ninguna explicación de la plataforma sobre este problema», dijo Stadlander. «Si bien no conocemos la razón detrás de este retraso, nos preocupa que se trate de una presión dirigida a cualquier organización de noticias por razones poco claras», agregó.

Los cofundadores de Substack también instaron en un comunicado a Twitter a revertir la medida. En abril pasado, Musk ya había limitado cualquier enlace en la red social que redirigía al dominio de la plataforma de newsletters. También había restringido cualquier tweet que tuviera la palabra «Substack». El magnate se molestó entonces porque Substack había anunciado una nueva función llamada «Notes», que de alguna forma replicaba a Twitter.

Al final de la tarde, luego de que la noticia se hiciera pública, varias de las webs afectadas habían comenzado a funcionar con normalidad. Como suele pasar, Twitter no quiso hacer algún comentario al respecto.

HIPERTEX