Afectados del BOD acuden al sistema de DDHH de la ONU por denegación a la justicia

0
489

Representantes judiciales de 200 clientes afectados por la intervención y liquidación de cuatro bancos en el exterior, propiedad del Grupo Financiero BOD, continúan ejecutando procedimientos conforme a lo dispuesto por el Sistema de Protección de Derechos Humanos de la ONU. El grupo de personas que exigen al banquero Víctor Vargas les regrese su dinero, se encuentra en su mayoría integrado por personas de la tercera edad y oriundos de los estados Zulia, Aragua y Carabobo. Otros fallecieron sin haber obtenido una respuesta a su demanda por parte del TSJ y del Estado venezolano.

Con información de TalCual

El señor Leal falleció en 2020 por problemas asociados al COVID-19. Al momento de enfermarse no contaba con los recursos suficientes para un tratamiento y hospitalización adecuados. Desde 2017 perdió todo el dinero depositado en uno de los cuatro bancos offshore del BOD, propiedad de Víctor Vargas, los cuales fueron intervenidos y cerrados por las autoridades bancarias y financieras en 2020.

Justamente en 2017, él y su familia se dieron cuenta por primera vez de que no podían transferir de una cuenta a otra parte de los depósitos que tenían en el Banco Orinoco NV en Curazao, lo que desencadenó una serie de preocupaciones. Esta incertidumbre nunca se calmó debido a las respuestas de los empleados bancarios, que iban desde que «se estaban cambiando de un banco corresponsal a otro» hasta que no se preocuparan «porque se iba a solucionar la situación». Pero nunca pasó.

«Nosotros no teníamos dinero, para esa época del COVID-19 se podía escuchar que gente con seguro o adinerada se podía hospitalizar en una clínica privada, pero nosotros teniendo dinero en el Banco Orinoco para que lo pudieran atender, nunca pudimos tener acceso. Tuvimos que recorrer varias clínicas en ambulancia y no lo recibían. Gracias a Dios contamos con la ayuda de un amigo médico que se ofreció a ayudarnos financieramente, pero ya estaba muy delicado de salud y en 15 días que estuvo hospitalizado no pudo sobrevivir», contó un familiar del señor Leal que pidió no ser identificado.

El caso del señor Leal es uno de los 12.000 clientes del Banco Occidental de Descuento (BOD) que aún esperan la entrega de su dinero depositado en Banco Orinoco NV en Curazao, BOI Bank en Antigua y Barbuda, All Bank Corp en Panamá y Bancamérica (Banca Múltiple de las Américas) en República Dominicana.

Muchos de los afectados son personas naturales que abrieron cuentas desde la sede del BOD en Venezuela, pero parte de sus fondos fueron enviados a los bancos en el exterior del holding Cartera de Inversiones Venezuela C.A., perteneciente en un 99,57% al banquero Víctor Vargas Irausquín. La promesa de mayores retornos por su inversión en divisas en sus bancos fuera del país.