Alarmante número de neonatos fallecidos en hospital de Nueva Esparta despierta preocupación

0
364

En el hospital Luis Ortega de Margarita, en Nueva Esparta, familiares de neonatos fallecidos se encuentran en alerta después del reciente deceso de un bebé, lo que ha generado una creciente preocupación entre la comunidad.

Con información de El Nacional

«¡No queremos más muertes de neonatos!», expresó con angustia la concejal del municipio Mariño, Ana Karina Machado. Añadió que la situación se ha convertido en una verdadera pesadilla.

Según una investigación especial realizada por Radio Fe y Alegría, en un lapso de tan solo 10 días, lamentablemente, han fallecido 65 neonatos en el hospital Luis Ortega. Este centro de salud, ubicado en la isla de Margarita, está afiliado al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y presta servicios a los 11 municipios de la entidad.

«Esta cifra debería encender todas las alarmas y, aún más importante, debería ser objeto de seria consideración por parte del Gobierno nacional», advirtió Machado.

La concejal instó a las autoridades a llevar a cabo una investigación exhaustiva, especialmente en el área de cuidados intensivos. «Al parecer, existe una bacteria que podría estar provocando la muerte de todos estos bebés», afirmó con preocupación.

«El llamado es al director del Seguro Social para que intervenga en esta unidad y se tomen las medidas sanitarias necesarias», añadió.

Machado informó que 26 madres afectadas han acudido al Ministerio Público para presentar denuncias. Información extraoficial sugiere que entre tres y cinco neonatos fallecen cada día en el hospital.

A pesar de los esfuerzos, aún no se ha determinado la causa exacta de estos trágicos decesos. No obstante, Machado subrayó que se trata de una combinación de factores, que incluyen la escasez de medicamentos, equipos médicos obsoletos y en mal estado, así como condiciones insalubres en el centro hospitalario.

La concejal también destacó que la unidad de cuidados intensivos de neonatos se encuentra ubicada en las cercanías de la morgue, y existe la preocupación de que la contaminación se propague a través de los conductos de aire acondicionado. No obstante, serán las autoridades quienes deberán determinar si esto es cierto.

A juicio de la concejal, la sala de partos y cuidados intensivos debe ser trasladada a un lugar diferente para evitar más pérdidas de vidas inocentes. Las madres que han presentado denuncias señalan que los equipos en la unidad de cuidados intensivos no cumplen con los estándares necesarios de higiene y mantenimiento, lo que representa un riesgo adicional para los neonatos.