Aplicaciones móviles emergen como alternativa al crédito escaso en Venezuela

0
364

En medio de la escasez de crédito para particulares en Venezuela, las aplicaciones móviles comienzan a emerger como una opción para satisfacer la demanda, aunque la cantidad ofrecida sigue siendo limitada.

Con información de TalCual

Una tarjeta de crédito venezolana no es suficiente para cubrir gastos como una cena para dos en un restaurante, y mucho menos para comprar un electrodoméstico; el crédito prácticamente no existe en Venezuela en la práctica. Según estimaciones privadas, la cartera crediticia en el país representa apenas el 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), la cifra más baja en América Latina, equivalente a aproximadamente 1,000 millones de dólares.

En 2018, la cartera de crédito disminuyó a 750 millones, habiendo sido de 12,000 millones el año anterior, debido a la hiperinflación y la depreciación del bolívar. A pesar de cierta recuperación económica en 2022, el crédito sigue siendo escaso.

Expertos señalan la importancia del crédito para la reactivación económica de Venezuela, pero a pesar de llamados del presidente Nicolás Maduro a los bancos para financiar a pequeños empresarios y productores agropecuarios, el progreso ha sido limitado.

Ante esta falta de crédito, aplicaciones móviles como Cashea, que ofrece microcréditos de 50 a 200 dólares, están comenzando a llenar el vacío. Aunque el crédito sigue siendo limitado, estas aplicaciones se están convirtiendo en una alternativa para quienes buscan préstamos. Sin embargo, el acceso a estas aplicaciones puede ser complicado debido a las deficiencias en la conexión a Internet en Venezuela, uno de los peores servicios en el mundo.

A pesar de las limitaciones, estas aplicaciones móviles están empezando a cubrir una necesidad en un país donde el crédito es prácticamente inexistente, especialmente para particulares.