Arabia Saudita y Rusia anunciaron que seguirán reduciendo su producción de petróleo hasta fin de año y sube el precio del crudo

0
285

Arabia Saudita y Rusia han anunciado que extenderán sus recortes voluntarios de producción de petróleo hasta finales de año, a pesar del repunte en los precios del crudo y las expectativas de una oferta ajustada en el cuarto trimestre.

Los precios del petróleo han experimentado un fuerte aumento tras esta noticia, con el Brent superando los 90 dólares por barril por primera vez desde noviembre. A pesar del aumento constante de las exportaciones de crudo iraní y venezolano, el mercado confía en que Estados Unidos no está aplicando sanciones tan estrictas como en años anteriores.

Los recortes de producción fueron anunciados por el mayor exportador de petróleo del mundo en junio, después de una reunión de la OPEP+. Estos recortes entraron en vigencia en julio y el grupo está compuesto por miembros de la OPEP, liderados por Arabia Saudita, y otros Estados aliados, incluyendo Rusia.

En un comunicado, el Ministerio de Energía de Arabia Saudita anunció que la producción del reino para los meses de octubre, noviembre y diciembre será de alrededor de nueve millones de barriles diarios. Además, afirmaron que esta estrategia será revisada mensualmente para evaluar la posibilidad de reducir aún más la producción o aumentarla, con el objetivo de apoyar la estabilidad y el equilibrio de los mercados petroleros.

El anuncio de Arabia Saudita se produjo el mismo día que el de Rusia, que también confirmó que mantendrá la reducción de sus exportaciones de petróleo en 300,000 barriles diarios hasta fin de año. Alexander Novak, vice primer ministro ruso a cargo de la energía, aseguró que esta medida tiene como objetivo fortalecer las precauciones tomadas por los países de la OPEP+ para mantener la estabilidad y el equilibrio de los mercados petroleros.

La reducción unilateral de la producción por parte de Arabia Saudita se suma a la decisión tomada en abril por varios miembros de la OPEP+ de reducir su producción en más de un millón de barriles diarios. Aunque estos recortes temporales hicieron que los precios del petróleo subieran brevemente, no permitieron una recuperación sostenible.

El petróleo Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre ha experimentado un aumento del 2.3% alrededor de las 15:45 GMT del martes. Mientras tanto, la cotización en Texas llegó a 87.90 dólares por barril, lo que representa un aumento del 2.7%.

Justin Alexander, director de la consultora Khalij Economics, señaló que las reducciones adicionales han estimulado los precios y que la oferta parece estar restringida en el cuarto trimestre, a pesar del aumento en la producción de Irán y otros países. Sin embargo, destacó que este esfuerzo ha tenido un costo para Arabia Saudita, ya que han reducido su oferta.

Cabe mencionar que la producción diaria de Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, es de aproximadamente nueve millones de barriles diarios, muy por debajo de su capacidad diaria oficial de 12 millones de barriles. En agosto, la compañía petrolera saudita Aramco, que es propiedad en un 90% del país, anunció ganancias de 30,080 millones de dólares para el segundo trimestre, lo que representa una disminución del 38% en comparación con el mismo período del año anterior.

Esta disminución en los beneficios se debe principalmente al impacto de la caída de los precios del crudo y al debilitamiento de los márgenes del refinamiento y los productos químicos. Aramco es el principal impulsor de la economía saudita y el país depende en gran medida del petróleo para financiar su ambicioso programa Vision 2030, liderado por el príncipe heredero Mohammed bin Salmán, que busca reducir la dependencia del país en el petróleo.