Argentina: candidatos cierran campañas para elecciones históricas el domingo

0
341

El miércoles marcó el cierre de las campañas presidenciales en Argentina, con los candidatos haciendo un último esfuerzo por atraer a los votantes en medio de una fuerte crisis económica y una polarización política que podrían cambiar el rumbo del país.

Después de dos décadas de gobiernos peronistas de centroizquierda, Argentina se encuentra en la posibilidad de iniciar un nuevo ciclo político si el candidato de derecha Javier Milei, quien lidera las encuestas, se impone en las elecciones generales del próximo domingo.

La economía es la principal preocupación de los votantes en un momento en que el país enfrenta una inflación del 138%, reservas de moneda extranjera en rojo, una caída en el valor del peso y la amenaza de una recesión. En este contexto, Milei, un economista que propone medidas ultraconservadoras, como abandonar el peso y adoptar el dólar, se enfrenta a candidatos más moderados, como el actual ministro de economía Sergio Massa y la también conservadora Patricia Bullrich.

Miguel Kiguel, ex subsecretario en el Ministerio de Economía en la década de 1990, ha señalado que la economía argentina se encuentra en «cuidados intensivos» y que el principal desafío es reducir la inflación para poder sacar al país del estancamiento.

En el cierre de su campaña, Milei hizo hincapié en la importancia de la libertad y llamó a luchar por una Argentina próspera. Por su parte, Massa, el candidato del oficialismo, pidió una oportunidad para el peronismo y apeló por un Estado que sea un puente hacia la igualdad de oportunidades. Bullrich, quien también propone cambios profundos y una lucha contra la corrupción, destacó la importancia de no dejar que el futuro de los argentinos sea amputado.

Además de la elección presidencial, también se renovarán bancas en el Senado y la Cámara de Diputados, así como se elegirán alcaldes y gobernadores, incluyendo al de la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante del país.

La gran pregunta que se plantea es si se elegirá un presidente en primera vuelta o si será necesario un ballotage en noviembre si ninguno de los candidatos supera el 35% de los votos.

En resumen, las elecciones presidenciales en Argentina se llevaron a cabo con los candidatos haciendo un último esfuerzo por atraer a los votantes en medio de una crisis económica y una polarización política. Los votantes están preocupados por la situación económica del país, mientras que los candidatos presentan propuestas que van desde medidas ultraconservadoras hasta cambios profundos y lucha contra la corrupción. La elección también incluye la renovación de bancas en el Congreso y la elección de alcaldes y gobernadores. La incógnita es si se elegirá un presidente en primera vuelta o si habrá un ballotage en noviembre.