Problemas de salud y depresión: así se encuentra hoy Alex Saab en una cárcel de Miami

0
328

Iniciar sesión, Medea Benjamin, una famosa activista estadounidense, comparte su experiencia al visitar la cárcel de Miami donde se encuentra recluido el empresario colombo-venezolano Alex Saab. Saab ha sido acusado en Estados Unidos de lavado de dinero y de ser testaferro de Nicolás Maduro, pero su defensa asegura que estas acusaciones son falsas y que Saab es víctima de Estados Unidos.

Benjamin, cofundadora e integrante de la organización Code Pink, relata en una entrevista con El Tiempo que después de meses y mucho papeleo, finalmente pudo visitar a Saab en persona. Durante la visita, Saab expresó su disposición a un canje humanitario.

Durante la entrevista, Benjamin revela que Saab habló sobre su estancia en la cárcel, así como el trato que recibió en Cabo Verde, donde estuvo detenido antes de ser extraditado a Estados Unidos. Saab también compartió las dificultades que ha enfrentado su familia, con hostigamiento y chantajes por parte de las autoridades estadounidenses.

Además, Saab reveló algunas de las maniobras que tuvo que hacer para llevar comida a Venezuela, a pesar de las sanciones impuestas contra el país. También mencionó sus problemas de salud y la falta de atención médica adecuada en la prisión.

Benjamin explica que ha estado trabajando en la campaña por la libertad de Saab, pero esta visita le permitió comprender mejor la situación y el maltrato que está sufriendo por parte del gobierno de Estados Unidos. Ella critica la intervención de Estados Unidos en un caso que no tiene relación directa con el país y considera a Saab como un preso político.

Álex Saab en Estados Unidos: la historia del colombiano que pone a temblar  a Nicolás Maduro

En cuanto a las condiciones de la prisión, Benjamin menciona que Saab no está completamente aislado, ya que comparte espacio con otros prisioneros. Sin embargo, destaca que Saab ha sido maltratado y ha sufrido torturas durante su detención en Cabo Verde.

Por último, Saab expresó su alegría por la mejora de las condiciones económicas en Venezuela a pesar de las sanciones impuestas por Estados Unidos. También habló sobre su esperanza de que se levanten las sanciones y de que pueda reunirse con su familia. Saab no confía en el sistema de justicia estadounidense y espera que haya un mejoramiento de las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos.