Autoridades y sociedad civil se unen para poner freno al abuso infantil en Venezuela

0
162

Hasta el mes de noviembre del año pasado, en Venezuela ocurrieron 1.024 casos de abuso sexual infantil, según informó Tarek William Saab, fiscal general del Ministerio Público. En este sentido, la sociedad civil y autoridades de organismos oficiales de Lara unen esfuerzos para contrarrestar este flagelo que atenta contra la integridad física y sexual de los niños, niñas y adolescentes.

Por Kemberling Rodríguez | LA PRENSA DE LARA

Ponen en práctica acciones que apuntan a la prevención, con el único propósito de disminuir en su totalidad los casos de violaciones sexuales en la población de infantes. La iglesia cristiana evangélica Buenas Nuevas promueve un programa de concienciación en las comunidades del norte de Barquisimeto.

Dina de Rea, al frente del programa de atención social, declaró que dictan talleres dirigidos a los padres, representantes, niños y adolescentes, así como a profesores de escuelas públicas; el contenido de las capacitaciones está enfocado en propiciar hogares seguros a los pequeños.

“Exhortamos a los papás a establecer una buena comunicación con los hijos; que los niños y adolescentes sientan apoyo y protección en casa. Mientras que a los niños y adolescentes les enseñamos que sus partes privadas (órganos reproductores femenino y masculino) no deben ser tocados por nadie”.

Ahora bien, ¿cuáles son algunas de las señales que indican un posible abuso en los niños y adolescentes?; Yulieth Arévalo, psicóloga especialista en atención familiar e infantil, declaró que las víctimas de abuso experimentan cambios en su estado de ánimo que pueden ser muy bruscos: pueden mostrarse muy irritantes y con ira o, en el caso contrario, volverse muy tímidos o vulnerables.

Plantea que los papás o cuidadores de los niños deben permanecer atentos a los estados emocionales de los niños y, desde temprana edad, educarles en el cuidado de su cuerpo (partes íntimas), crear vínculos de respeto y confianza que, ante posibles escenarios peligrosos para su integridad, les conduzca de forma segura a sus padres para notificarles cualquier indicio de atropello por parte de terceros.

Apoyo integral
Por su parte, Ana Rosa Sánchez, directora del Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del municipio Iribarren (Cpnnai), declaró que desde el gobierno estadal continúa el programa denominado Guaritos en Acción en atención a los niños y adolescentes en situación vulnerable, como ocurre con aquellos que salen a trabajar en la calle o viven en estado de indigencia. En total son 75 personas atendidas, entre las edades de 11 y 17 años.

Aunque no ofreció cifras de casos de niños abusados sexualmente en el municipio, aclaró que cualquier abuso cometido contra algún menor de edad, sea de la índole que sea, son atendidos en la sede ubicada en la carrera 18 con calle 25. “Cuando suceden casos de abuso, la parte jurídica es atendida por el Ministerio Público y de la atención integral de los infantes se ocupa la Fundación del Niño, entre otras dependencias de la alcaldía”, señaló.

Tocamientos con o sin coito y actos lascivos cometidos contra infantes femeninas son los tipos de abuso sexual que más afecta a los niños, niñas y adolescentes, comentó Cristina Coronado, exfiscal 20 del MP en materia de Protección Integral de la Familia. Las penas que contemplan las leyes venezolanas para castigar el tipo de abuso sexual son entre ocho y 10 años de cárcel, pero en el caso de que sean víctimas menores de edad, la condena es hasta de 30 años.

“Este tipo de delitos no tienen ningún tipo de beneficio para dejar un precedente de que este tipo de abuso tan atroz no se tolera en las leyes de este país. Debería transcurrir un lapso no mayor a un año desde que se perpetra el abuso hasta que se obtiene una sentencia condenatoria; sin embargo, el retardo procesal tanto en las investigaciones como en las celebraciones de juicios orales y públicos hace que existan casos desde el año 2013 sin ninguna decisión”.

Carlos Trapani, coordinador de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), manifestó que los abusos sexuales en la población infantil pueden presentarse en diferentes circunstancias: entorno familiar, escuela, vecindario, entre otros. No obstante, indicó que lo conveniente en este caso es denunciar al agresor y buscar ayuda especializada para atender a la víctima y a su familia a superar el lamentable episodio.

Cecodap es una organización que funciona desde hace más de 30 años en beneficio de las comunidades ofreciéndoles apoyo integral en diversas áreas como la educación, cultura, salud, asesoría jurídica, entre otras. “Que las voces de los niños sean escuchadas y no se cometa ni un abuso más”, manifestó.

Ante cualquier caso de violencia o abuso contra los niños, niñas y adolescentes, la ONG ofrece una línea de atención directa para recibir asesoría: 0424-2842359 (sólo mensajería).