Bajo el lema de «detener la invasión», Ron DeSantis, presenta una política fronteriza y migratoria similar a la de Trump

0
520

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, presenta un plan integral para asegurar la frontera con México y detener la inmigración irregular. Bajo el lema de «detener la invasión» y garantizar la seguridad, DeSantis propone una serie de medidas, algunas de las cuales ya fueron implementadas por el expresidente Donald Trump. Durante un acto de campaña en Texas, DeSantis anunció que, en caso de ser elegido presidente, declararía una emergencia nacional desde el primer día de su mandato y se comprometería a construir el muro fronterizo, cerrar la entrada ilegal y combatir a los carteles de la droga.

Con información de EFE

El gobernador de Florida ha centrado su campaña en la lucha contra la inmigración irregular y ha promovido diversas acciones en ese sentido. Además de una ley que entrará en vigor el 1 de julio y que es considerada una de las más estrictas contra los inmigrantes indocumentados, DeSantis ha creado una coalición de alguaciles de todo Estados Unidos para proteger a la comunidad de los problemas derivados de la situación en la frontera con México. También ha implementado un programa para enviar solicitantes de asilo e indocumentados a estados y ciudades controlados por demócratas y ha enviado fuerzas de Florida para ayudar a Texas en el control de su territorio fronterizo.

Entre las medidas anunciadas por DeSantis para asegurar el control de la frontera se encuentran mantener detenidos a quienes crucen de manera ilegal hasta la fecha de su audiencia, hacer que los solicitantes de asilo permanezcan en México hasta que se procese su solicitud y deportar a aquellos que sobrepasen el tiempo permitido en su visa. Asimismo, el gobernador promete aumentar el salario de los agentes de la Patrulla Fronteriza, reclutar exmilitares y policías para puestos en los organismos de aduanas, fronteras e inmigración, y eliminar el derecho a la ciudadanía por nacimiento para hijos de inmigrantes ilegales nacidos en Estados Unidos.

La propuesta de DeSantis ha generado polémica, ya que la campaña del expresidente Trump acusó al gobernador de plagiar su agenda y de carecer de ideas originales. Por otro lado, representantes del Partido Demócrata han calificado el plan como una continuación de las políticas de la administración Trump que consideran crueles e insensibles hacia los inmigrantes.

El plan de DeSantis también incluye gravar las remesas de extranjeros en situación irregular, fortalecer y hacer cumplir el programa E-Verify, prohibir la libertad condicional en casos relacionados con la inmigración, deportar a los delincuentes extranjeros y sancionar a las entidades que violen las leyes migratorias. Además, busca trabajar con las autoridades de Panamá para cerrar el paso de inmigrantes por la selva del Darién y establecer áreas de oportunidad en Centroamérica y Sudamérica para los inmigrantes retornados de Estados Unidos.

El gobernador DeSantis se posiciona como uno de los principales rivales de Trump en las encuestas de cara a las primarias republicanas, aunque aún se encuentra lejos del exmandatario en popularidad. Con su enfoque en la seguridad fronteriza y la inmigración, busca captar el apoyo de los votantes republicanos que respaldan políticas más restrictivas en este tema.