“Bloqueo atmosférico” y 40°C en invierno: Brasil se prepara para una ola de calor récord

0
110

Brasil se encuentra en medio de una ola de calor intensa que está batiendo récords de temperatura para esta época del año. Aunque el calendario todavía marca el invierno, el país está experimentando altas temperaturas debido a un fenómeno conocido como «bloqueo atmosférico», que impide que los frentes fríos típicos de esta temporada lleguen al país.

Según los expertos, este bloqueo atmosférico no permitirá que los vientos fríos se extiendan por la mayor parte del país en los próximos días, excepto en el estado sureño de Rio Grande do Sul, que seguirá experimentando lluvias mientras se recupera de las recientes tormentas. Esto significa que una gran parte de Brasil experimentará un período prolongado de luz solar intensa y temperaturas inusualmente altas.

Se espera que las altas temperaturas afecten a varios estados, con mediciones cercanas a los 40°C en algunas áreas. Los estados más afectados serán Santa Catarina, Paraná, el sudeste de Brasil, el centro-oeste, el Nordeste y algunas zonas de la región amazónica.

En ciudades como São Paulo, se espera que se registre el día más caluroso del año, superando los 33,3°C. El Instituto Nacional de Meteorología ha emitido una alerta por baja humedad en la mayor parte del país, lo que agrava aún más la situación.

Esta ola de calor extremo también puede romper récords de temperatura en Brasil. El récord actual se estableció en 2020, cuando se alcanzaron los 44,8°C en Nova Maringá, Mato Grosso. Según los meteorólogos, este evento de calor extremo podría superar ese récord.

Se espera que la ola de calor alcance su punto máximo durante el próximo fin de semana, con especial incidencia en las capitales de Curitiba, São Paulo y Río de Janeiro. Las previsiones indican que las temperaturas podrían superar los 40°C en muchas áreas, especialmente en el Centro-Oeste.

El cambio climático y el fenómeno de El Niño están contribuyendo a estas altas temperaturas y condiciones secas en Brasil. El país ya ha experimentado el julio más caluroso desde que se tienen registros en 1961, y agosto también fue afectado por una fuerte ola de calor en varias regiones.

Este evento extremo de calor es una clara señal de los efectos del cambio climático en Brasil y destaca la necesidad de tomar medidas para enfrentar este problema. Los expertos advierten que se espera que eventos climáticos extremos como estos sean cada vez más frecuentes en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí