Brecha salarial en EEUU: las latinas deben trabajar casi el doble para ganar lo mismo que un hombre

0
436

En Estados Unidos, las latinas enfrentan una brecha salarial alarmante en comparación con sus contrapartes masculinas blancas no hispanas. Según datos recientes, las latinas ganan solo 57 centavos por cada dólar que reciben los hombres blancos no hispanos. Esta diferencia se vuelve aún más profunda cuando se incluye a las mujeres que trabajan a tiempo parcial. Un informe del National Women’s Law Center (NWLC) destaca que la brecha se amplía a 52 centavos por cada dólar ganado por hombres no hispanos. Esta disparidad salarial es inaceptable y resalta los obstáculos económicos que enfrentan las mujeres latinas en la fuerza laboral de Estados Unidos.

El 5 de octubre se conmemora el Día de la Igualdad Salarial para las Latinas, una fecha que busca arrojar luz sobre esta problemática urgente. Esta brecha salarial tiene un impacto significativo en la vida de las latinas. Según Diana Ramírez, experta en Justicia Laboral del NWLC, esta brecha equivale a una pérdida de $2,538 al mes, $30,450 al año y $1,218,000 a lo largo de una carrera de 40 años. Estas cifras representan un fondo de retiro, educación, ahorros y asistencia para el cuidado de la familia que se pierden debido a la desigualdad salarial.

Las latinas también se ven afectadas de manera desproporcionada por la falta de remuneración justa en empleos mal pagados. Según el NWLC, casi el 40% de las latinas que trabajan a tiempo completo viven en la pobreza o cerca de ella. Esta cifra aumenta a casi el 50% para las mujeres que trabajan a tiempo parcial. Estas condiciones dificultan el acceso a recursos básicos como vivienda, alimentos y cuidado de la familia, y limitan las oportunidades de ahorro y estabilidad financiera.

Existen múltiples factores que contribuyen a esta brecha salarial. A pesar de la prohibición federal de la discriminación salarial, la discriminación en el pago aún persiste. Además, la segregación ocupacional, la falta de transparencia salarial y la falta de licencias remuneradas para el cuidado de la familia son obstáculos que dificultan el cierre de esta brecha.

Para abordar esta problemática, organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, los migrantes y los grupos latinos están trabajando juntos para exigir un cierre de la brecha salarial de género y mejores condiciones laborales. Estas organizaciones abogan por aumentar el salario mínimo federal a $17 por hora y aprobar leyes que protejan a las mujeres de represalias por discutir salarios y prohíban la selección de empleados en función de su historial salarial. También se promueve la sindicalización de las trabajadoras para garantizar salarios y beneficios justos.

El Día de la Igualdad Salarial para las Latinas es una oportunidad para visibilizar esta problemática y promover acciones concretas. La emprendedora Karla Butvides ha creado una campaña para recaudar fondos y concientizar sobre la brecha salarial a través de la venta de camisetas con el mensaje «Págame». Es importante unir esfuerzos para lograr una igualdad salarial real y garantizar que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades económicas.