Cae narco Barbie chilena, su automóvil rosa fue clave para la detención

0
925

Karen Soto le había cambiado el color a su descapotable negro. En su casa encontraron cerca de 28 kilos de cocaína avaluados en 660 mil dólares.

Por Infobae

Según la versión de Carabineros, Karen Alejandra Soto Mancilla, de 39 años, aprovechó un choque en su automóvil, un Peugeot 308 Cabriolet color negro año 2011 que había comprado el año pasado, para pintarlo como ella siempre soñó: rosado.

Por dentro también lo había adornado con accesorios del mismo color: cubre volante, palanca de cambios y cubrepisos en el tono. Como adorno tenía hasta unas hojas de marihuana color rosa.

Su automóvil no pasaba desapercibido en Frutillar, apacible localidad del sur de Chile, en la que ella vivía junto a su familia.

Así era reconocida, como la mujer del auto rosado. La misma que junto a su marido tenían un emprendimiento familiar de cabañas y otro que no era tan legal: el de tráfico de cocaína.

Carabineros tenía en la mira a la mujer y desde hace varios meses la estaban siguiendo. Lo que estratégicamente no era tan difícil con su automóvil rosa. Y tenían pinchado su teléfono celular a la espera de que sus propias palabras la delataran. Y así fue.

En una grabación obtenida por Canal 13, ella le dice a otra persona: “tú sabes que soy traficante. Que somos traficantes… Me da lata porque si llegan a llegar los ratis (efectivos de la Policía de Investigaciones) aquí. Yo también tengo hijos y si andamos traficando es para que no les falte nada a mis cabros. Yo también arriesgo todos los días mi vida”.

En una redada en la casa de la pareja, Carabineros descubrió armas, municiones, dinero en efectivo y cerca de 28 kilos de cocaína avaluada en 660 mil dólares.

“Ella es pareja del líder de la banda, tenía la misión de distribuir la droga y en algunas ocasiones de reunir el dinero producto de la venta de la droga”, dijo el teniente coronel Eduardo Rosales, de la prefectura de Llanquihue.

La vida color de rosa se terminó. Karen Soto fue detenida junto a su marido, Héctor Mancilla y otro miembro de la organización, cuyo brazo operativo tenía la capacidad de distribuir la droga hasta Santiago.

Héctor Mancilla, su marido, era el líder de la banda.

Héctor Mancilla, su marido, era el líder de la banda.

Incautación de café

En una de las grabaciones obtenidas por Canal 13, la mujer confesaba estar dispuesta incluso a robarle a su marido. “En caso de que llegaran o llegáramos a caer presos yo no tengo nada. Él junta y entierra (dinero), entonces lo que yo tengo que hacer ahora es que cuando él se vaya perdiendo en cuanto a lo que va teniendo ahí recién puedo sacarle. Pero antes no puedo”, confiesa.

La fiscal regional de Los Lagos, Carmen Gloria Wittwer, contó que “se hicieron diversas diligencias que finalmente culminaron con la detención de tres personas, dos en Frutillar y otra en Santiago. Y con la incautación de casi 28 kilos de clorhidrato de cocaína, nueve millones de pesos, algo más de 150 kilos de café y otras especies, como 5 vehículos”. Entre ellos, el añorado vehículo rosado de Karen Soto.

El café, explicó la fiscal, la banda lo utilizaba para abultar la droga “como para disminuir el olor del estupefaciente, con el fin de no ser detectados ante la realización de un posible control policial”.

Karen Soto, además del auto rosado, tenía una cuenta en la red social Tik Tok. La mayor parte de esos videos eran demostraciones de bailes de rancheras. Y, claro, manejando su descapotable rosa.