Candidatos a la Primaria «Hablan los Candidatos» exponen ideas y marcan la pauta política en primer debate público

0
345

El primer debate público de los candidatos a la Primaria «Hablan los Candidatos» ha tenido lugar tras dos meses desde que se anunciara al país. Aunque este encuentro no fue impulsado por la Comisión Nacional de Primaria, sino por el movimiento estudiantil, ocho de los catorce candidatos inscritos participaron en él. Más allá de la transmisión y los discursos, la exposición de ideas dejó varios puntos clave que marcan la pauta política en Venezuela.

Con información de ND

El evento, programado para las 11:00 a.m., comenzó con un retraso de veinte minutos. Desde temprano, personalidades destacadas, politólogos, analistas, economistas, estudiantes de diversas universidades y del Movimiento Estudiantil, así como prensa nacional e internacional, se encontraban en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) a la espera de acceder al lugar. Todos estaban atentos al primer encuentro de los candidatos que competirán para derrotar a Nicolás Maduro en las próximas elecciones presidenciales.

Los candidatos llegaron al lugar alrededor de las 9:00 a.m., saludando a los periodistas junto a sus equipos de campaña. Sin ofrecer declaraciones previas al debate, se dirigieron a una zona de camerinos donde compartieron por más de una hora.

Durante ese tiempo, los medios de comunicación recogieron algunas impresiones de los invitados especiales. Jesús Piñero, historiador, calificó estos eventos como «necesarios», ya que estimulan los acuerdos, el consenso y permiten que la ciudadanía escuche a los candidatos. Por otro lado, Ana Milagros Parra, politóloga, destacó que las inhabilitaciones políticas forman parte de la estrategia del Gobierno para socavar la confianza en las elecciones y en los futuros comicios presidenciales. No obstante, instó a que el pluralismo político perdure más allá de las amenazas.

Gabriel Reyes y Piero Trepiccione, también politólogos, coincidieron en que los debates entre candidatos deben continuar. Reyes calificó el encuentro como un acto de democracia y afirmó que es contradictorio que mientras esto ocurre, otros intenten obstaculizar el derecho de los venezolanos a elegir y ser elegidos. Trepiccione resaltó la importancia de este tipo de encuentros y sugirió que se lleven a cabo con regularidad, ya que no veía algo similar desde 2012. Afirmó que es saludable para la democracia que todos los líderes debatan sus ideas.

Alrededor de las 11:22 a.m., todos los asistentes se reunieron en el Aula Magna de la UCAB, la primera universidad del país según el QS World University Rankings 2024. Ayrton Monsalve, egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y miembro del comité organizador, agradeció a los invitados especiales y destacó la importancia de estos encuentros de cara a la nueva era política que se espera en Venezuela. El profesor Francisco Coello también ofreció palabras y rechazó la ausencia de algunos candidatos que consideraron que debatir divide, como Henrique Capriles. Subrayó que la discusión y el intercambio de ideas son parte de la democracia y deben ser rescatados.

En cuanto al contenido del debate, cada uno de los ocho candidatos tuvo la oportunidad de transmitir su mensaje al país. Ratificaron su compromiso con el cambio, reconocieron los desafíos que enfrentarán en el camino hacia la salida de Maduro y destacaron valores como la democracia y la libertad. También identificaron al Gobierno como autoritario, autocrático y en el caso de Delsa Solórzano, María Corina Machado y Andrés Velázquez, como una dictadura criminal.

En cuanto a los retos institucionales, los candidatos advirtieron sobre los intentos del Gobierno de socavar las primarias a través de diversas vías, como ya ocurrió con el Consejo Nacional Electoral (CNE) y las inhabilitaciones.

Los temas económicos también se abordaron durante el debate. Los candidatos resaltaron la importancia de abandonar el actual modelo económico para generar confianza en los inversionistas y estabilizar el país. Se mencionaron la apertura a los mercados internacionales, la privatización, el aumento de salarios y pensiones, y la inversión en ciencia y tecnología como prioridades. Carlos Prosperi, abanderado de Acción Democrática, hizo referencia a programas implementados por gobiernos adecos en la época anterior a Hugo Chávez, como las Becas Gran Mariscal de Ayacucho y programas escolares como el vaso de leche.

Dadas las limitaciones de tiempo y la cantidad de candidatos, el debate no siguió una estructura de ping-pong entre ellos, sino que cada uno tuvo la oportunidad de responder a las preguntas durante un minuto y medio. Las preguntas se centraron en sus propuestas y también en su perspectiva sobre las inhabilitaciones políticas y el mecanismo para definir quién se presentará en las elecciones presidenciales en caso de que el candidato o candidata electa sea inhabilitado/a por la Contraloría. Se abordó el estatus actual de Freddy Superlano, María Corina Machado, Juan Guaidó, Leopoldo López y Henrique Capriles.

El punto más controvertido del debate fue la propuesta de establecer un «orden de sucesión» ante las inhabilitaciones políticas, planteada por Delsa Solórzano. Esta propuesta fue rechazada firmemente por Andrés Velázquez y María Corina Machado, quienes sostuvieron que las elecciones son el mecanismo para que la ciudadanía decida y que no se puede permitir que el régimen imponga a un contrincante. Machado afirmó que respetará la voluntad de los venezolanos en las primarias y planteó que la ciudadanía, junto con los aliados internacionales, deberá luchar por la participación del ganador en las elecciones presidenciales de 2024.

El debate concluyó con un momento incómodo cuando los moderadores pidieron a todos los candidatos que se pusieran al borde del escenario para tomar una foto final. Algunas personas en el público instaron a que se dieran la mano como señal de unidad, pero María Corina Machado se negó a estrechar la mano de Freddy Superlano y César Pérez Vivas. Este incidente ha generado amplias críticas y análisis.

Este primer debate público ha sido un hito en la campaña electoral venezolana y ha permitido que los candidatos expongan sus ideas y marquen la pauta política de cara a las próximas elecciones presidenciales.