Carlos Alcaraz: «Tengo el trofeo de Wimbledon en el salón, no lo quiero olvidar»

0
411

El tenista español, Carlos Alcaraz, confesó emocionado que ha colocado el trofeo de Wimbledon en el salón de su casa para recordar ese logro tan especial cada vez que comparte una comida o cena en familia. Es un símbolo que no quiere olvidar, parte de su creciente palmarés mientras se prepara para hacer un buen papel en el Masters 1.000 de Toronto.

«Lo tengo en mi salón para poder verlo cada vez que almuerzo o ceno con mi familia. Es algo que no quiero olvidar», afirmó el reciente campeón en Londres, durante su primera rueda de prensa en el torneo de Toronto (Canadá).
«Tuve solo una semana para asimilarlo. No tuve mucho tiempo, y creo que necesitaba un poco más porque es sencillamente algo increíble», continuó Alcaraz, quien después de su triunfo en Londres se dirigió a Niza para disputar la Copa Hopman.

«Honestamente, para mí, ganar Wimbledon a los 20 años es un sueño cumplido desde que empecé a jugar al tenis. Además, fue mi cuarto torneo sobre hierba, así que fue completamente inesperado. Es un gran logro y necesito tomarme un tiempo para reflexionar. A veces pienso en todo lo que ya he conseguido», añadió emocionado.

El tenista de El Palmar admitió que se le eriza la piel cuando piensa en todo lo que ha logrado. «Sé que todo ha llegado muy rápido. Grandes torneos, dos Grand Slams y solo tengo 20 años. Soy consciente de que soy muy joven. He trabajado duro para estar en esta posición y luchar por cosas importantes. Pero, realmente no te das cuenta de ello hasta que lo consigues», afirmó.

«A veces, pienso en el último punto del US Open, el último punto de Wimbledon y otros grandes torneos que gané y aún no puedo creerlo, todavía se me ponen los pelos de punta. Es una auténtica locura», confesó.

Por otro lado, Alcaraz expresó su deseo de hacer una buena actuación en el Masters 1.000 de Canadá, donde el año pasado fue eliminado en primera ronda en Montreal. «Recuerdo que no estuve en mi mejor momento el año pasado en Canadá. Este año estoy aquí para cambiar eso, espero tener una buena racha. Pero un año después, creo que he aprendido mucho de esa experiencia sobre cómo manejar la presión, cómo lidiar con todo», afirmó.

«He estado compitiendo en grandes estadios, en rondas importantes, y estoy luchando por grandes cosas. Creo que eso me ha ayudado mucho a crecer como jugador y como persona. Un año después, me siento totalmente diferente», concluyó, agradecido por el apoyo del público en su primer entrenamiento en Toronto.