Carta abierta al general Vladimir Padrino López y oficiales de la FANB con posición de mando

0
226

El sistema de gobierno en Venezuela ha experimentado un cambio significativo en los últimos años. Mientras que antes el presidente tenía un papel dominante, ahora la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha adquirido un nivel de poder equiparable. Esto ha llevado a una situación en la que el presidente puede ser reemplazado tanto por voto popular como por decisión de la misma fuerza armada.

Resulta sorprendente que, a pesar de la evidente incompetencia demostrada por Nicolás Maduro y sus subordinados civiles, no se haya producido su reemplazo. La responsabilidad de la crisis que atraviesa el país recae en gran medida sobre ellos.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos han contribuido a empeorar la situación, aunque cuentan con el respaldo internacional.

Nicolás Maduro ha ocupado altos cargos gubernamentales durante 25 años, desde que el teniente coronel Hugo Chávez fue elegido presidente en 1998.

Como ciudadano venezolano, me gustaría que ustedes explicaran las razones por las cuales consideran que Nicolás Maduro y sus subordinados civiles deben continuar en el poder, y por qué creen que es justo que la FANB siga respaldándolos en sus posiciones de liderazgo.

Los venezolanos somos personas que aceptamos explicaciones y nunca hemos recurrido a la violencia, ya que no somos un pueblo armamentista. Nos dedicamos al deporte y no nos distinguimos por nuestra afición a la caza.

No tiene sentido que Maduro se postule como candidato presidencial en contra de la voluntad de otros líderes civiles del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que podrían ofrecer un plan de gobierno más sólido para el país y que pueda ser considerado tanto por la población como por la FANB.

Atentamente,

Jesús Contreras